Las Provincias

El secretario de un juzgado de género, investigado por acoso

  • El TSJCV estudia si sanciona a un jefe de personal denunciado por presunto trato vejatorio a una funcionaria

valencia. La Secretaría de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) mantiene abierto un expediente gubernativo al secretario judicial del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 4 de Valencia, denunciado por acoso laboral por una funcionaria que tuvo que pedir un cambio de juzgado por el trato que recibía de su jefe de personal. Aunque el caso se sobreseyó por la vía penal, este procedimiento sigue vigente en el ámbito disciplinario.

El juzgado archivó las actuaciones por no darse los requisitos de «permanencia, reiteración y habitualidad» en la forma de actuar del secretario. No obstante, en la misma resolución, la jueza apuntaba que los hechos podían ser objeto de sanción disciplinaria, al apreciar en el querellado comportamientos «socialmente incorrectos, susceptibles de reproche, pero no en vía penal».

Por este motivo, se acudió a la vía administrativa y la Secretaría de Gobierno del TSJCV abrió un expediente, con instructor, para investigar los hechos y estudiar sanciones.

La funcionaria, tramitadora procesal y administrativa, se querelló contra el secretario judicial en octubre de 2015 por un presunto delito de injurias y contra la integridad moral. En 2013 había solicitado el 'Plan Concilia' para el cuidado de personas mayores y, en 2014, se le reconoció un grado de discapacidad del 33%, que supuso una reducción de jornada en su puesto. Según su relato, a partir de ese momento fue objeto de acoso laboral por parte de su jefe de personal -el denunciado-, al que acusó de trato degradante, vejatorio y maltrato psicológico.

En su escrito, expuso que tenía un comportamiento «obsesivo», en el sentido de saber en todo momento donde se encontraba, y que le gritaba delante de sus compañeros y, cuando no estaba, se refería a ella en términos como '¿ya se ha ido la enferma?', lo que le causó ansiedad.

Según varios testigos del mismo juzgado, el denunciado trataba diferente a los funcionarios según su sexo, chillaba a las mujeres y reñía de malas formas a la denunciante. Además, declararon que se refería como 'los enfermos' a quienes tenían concedido el 'Plan Concilia'.