Las Provincias

Vista general de Casa Mediterráneo, en una imagen de archivo.
Vista general de Casa Mediterráneo, en una imagen de archivo. / A. D.

Alicante acoge una cumbre de líderes religiosos por la paz en Oriente Medio

  • Los más altos dignatarios se reúnen en Casa Mediterráneo para dialogar de la paz y prevenir la violencia y la incitación al odio, entre otros aspectos

Hoy y mañana se celebra en la Casa Mediterráneo en Alicante la Cumbre de líderes religiosos por la paz en Oriente Medio en la que, por primera vez, los más altos dignatarios religiosos cristianos, judíos y musulmanes del área de Israel y Palestina se reunirán para dialogar en apoyo de la paz y de la reconciliación, para evitar que las religiones puedan llegar a ser fuente de conflicto, para prevenir la violencia y la incitación al odio y para fomentar el respeto de los lugares sagrados de todas las religiones. Con esta iniciativa inédita, el gobierno de España, con el apoyo de la Alianza de Civilizaciones de Naciones Unidas, busca fomentar el papel positivo que los líderes religiosos pueden desempeñar en la construcción de la paz en Oriente Medio.

Tras la Cumbre, el día 16 de noviembre, los líderes religiosos participantes se desplazarán a Madrid, donde serán recibidos en un evento de clausura en el palacio de Viana por el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, con el objeto de recibir directamente de los protagonistas las impresiones sobre los resultados de los encuentros mantenidos en Alicante.

Han confirmado su participación en esta cumbre las más altas autoridades de las iglesias cristianas en Jerusalén -católica de rito latino, melquita, ortodoxa griega y luterana-, los grandes rabinos de las principales escuelas judaicas y directivos de centros judíos de estudios religiosos y de diálogo interreligioso en Israel y ulemas estudiosos del islam y del derecho islámico, imanes de las principales mezquitas, promotores de diálogo interreligioso y otras autoridades religiosas musulmanas de Jerusalén y Palestina.

Los aspectos religiosos y los relativos a los lugares santos para las tres religiones en Jerusalén están vinculados con las identidades de las poblaciones cristiana, musulmana y judía en Oriente Medio y se encuentran entre los más sensibles del proceso de paz. La celebración de esta reunión ahora es especialmente relevante en un momento de paralización en el proceso de paz israelo-palestino y de ausencia de un diálogo constructivo entre las partes.

España ha mostrado de forma constante su compromiso con el proceso de paz en Oriente Medio, del que la Conferencia de Madrid de 1991 es hito fundamental. Asimismo, la promoción del diálogo intercultural e interreligioso como herramienta para la prevención y resolución de conflictos es otra de las prioridades de la política exterior de España. Por ello es copatrocinadora de la Alianza de Civilizaciones y miembro fundador del Centro Internacional Rey Abdullah Bin Abdulaziz para el Diálogo Interreligioso e Intercultural (KAICIID). En Naciones Unidas, España ha apoyado la creación de un equipo de mediadores expertos en cuestiones interculturales e interreligiosas que puedan ayudar en los esfuerzos de mediación y de Naciones Unidas, la inclusión de expertos en aspectos interculturales e interreligiosos en las operaciones para el mantenimiento de la paz y la inclusión del diálogo interreligioso en la agenda de la Comisión para la Consolidación de la Paz de Naciones Unidas.

España se ofreció albergar esta reunión en el debate del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre la situación en Oriente Medio durante la presidencia española de dicho órgano en octubre 2015. Este ofrecimiento fue reiterado durante la Conferencia sobre Diplomacia Preventiva en el Mediterráneo celebrada el mes de mayo pasado en Alicante.

El papel de España en esta cumbre de Alicante es de anfitrión y facilitador de encuentros entre los líderes religiosos, que comenzarán en la tarde del día 14. El día 15, a las 11 de la mañana, se celebrará una sesión pública en Casa Mediterráneo inaugurada por el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Ignacio Ybáñez, y el Alto Representante del Secretario General de Naciones Unidas para la Alianza de Civilizaciones, Nassir Abdulaziz Al-Nasser.