Las Provincias

Monóvar pagará 4,6 millones a Aqualia por rescindirle el contrato el PP en 2010

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Monóvar informó ayer sobre la sentencia recibida en la que el Tribunal de Justicia de la Comunidad Valenciana condena al Consistorio monovero a pagar una indemnización a la empresa Aqualia por valor de más de 4,6 millones de euros, a raíz de un litigio generado en 2010 por el gobierno municipal del PP siendo alcalde Salvador Poveda.

Desde el actual equipo de gobierno han situado la raíz de este conflicto en la decisión del gobierno del PP de rescindir, en el año 2010, el contrato con la empresa Aqualia por supuestos incumplimientos de lo previsto en el contrato de concesión aprobado en el año 2001. Esta decisión del entonces gobierno local encabezado por el PP tuvo como respuesta la denuncia al Ayuntamiento por parte de dicha mercantil contra la decisión municipal.

Tras esta denuncia en el año 2014, se produce la sentencia número 173/2014 del juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Alicante en la que se falla a favor del Ayuntamiento ante la mencionada denuncia que había interpuesto Aqualia Gestión Integral del Agua, SA. por la rescisión de su contrato. En la misma se reconoce que la empresa debe pagarle al Ayuntamiento 1.614.773 euros.

No obstante, Aqualia Gestión Integral del Agua, SA interpuso un recurso al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, que finalmente ha resuelto que la rescisión de la concesión fue ilegal y, por tanto, estima el recurso presentado por la mercantil, en el que se reclama por la liquidación del contrato un total 4.657.426,64 euros más intereses desde abril del año 2014.

El alcalde de Monóvar, Natxo Vidal, señala que desde el actual gobierno del Ayuntamiento han acogido esta nueva sentencia con «una mezcla de sorpresa y rabia» por los importantes perjuicios que para el pueblo de Monóvar y sus vecinos supone una sentencia que «incluidos los intereses desde abril del año 2014 puede superar los 5 millones de euros».

«Nos encontramos ante una situación endiablada que tiene unos culpables concretos, que son quienes llevaron el mando de este Ayuntamiento cuando se tomaron estas decisiones, pero que ahora, vamos a tener que pagar cada uno de los vecinos», lamentó.