Las Provincias

Luz verde para reanudar la construcción del paso inferior de la V-30 en Xirivella

  • El ministerio autoriza un cambio en el proyecto para retirar 40 metros de vía del antiguo ferrocarril de Llíria

valencia. El Ministerio de Fomento ha dado luz verde al modificado de un proyecto que llevaba meses bloqueado en Madrid y que afectaba a las obras de ejecución del paso inferior que unirá la A-3 con la V-30, en dirección al Puerto de Valencia a su paso por Xirivella, que arrancaron en marzo.

Así, ha autorizado el modificado que permitirá retirar la topera y unos 40 metros de vía del antiguo ferrocarril de Llíria que se había encontrado la adjudicataria y que entorpecían los trabajos de excavación y tablestacado necesarios para desviar y entubar las acequias del Oro y de Favara, como denunció el pasado septiembre la Cámara de Contratistas de la Comunitat Valenciana.

La adjudicataria presentó hace unos meses un modificado al ministerio con un coste de unos 50.000 euros para su retirada, ya que no estaba contemplada en el proyecto de licitación -a pesar de haber sido redactado en 2007-, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha dado luz verde al desmantelamiento, por lo que las obras se han reactivado a un ritmo normal.

En una situación similar estuvo la supresión de un punto negro de la A-3 en Xirivella, reanudadas a finales de septiembre tras casi un año de paralización al no autorizarse un modificado del proyecto inicial con un coste de 1,1 millones. En este caso, el problema surgió con el tendido eléctrico que afectaba a la cimentación de una pilastra, por lo que se optó por modificar la geometría prevista.

Con las obras del paso inferior de la V-30, pendientes desde 2011, Fomento respondía a una de las principales reivindicaciones en infraestructuras de los contratistas para descongestionar el tráfico. Según el informe elaborado por la Demarcación de Carreteras del Estado en la Comunitat, la V-30, en el tramo comprendido entre la A-3 y la V-31, registra una intensidad media diaria de 228.389 vehículos, de los que el 8,8% son pesados que se dirigen hacia el puerto.