Las Provincias

Puig creará un organismo que gestione los 570 millones que la UE enviará a la Comunitat

Ximo Puig saluda a la comisaria de Política Regional de la Unión Europea (UE), Corina Cretu.
Ximo Puig saluda a la comisaria de Política Regional de la Unión Europea (UE), Corina Cretu. / EFE
  • El jefe del Consell recibe a la comisaria Corina Cretu, quien explica que el nuevo plan de ayudas se destinará a generar empleo, apoyar a pymes y a la innovación

La Comunitat Valenciana recibirá en 2017 un total de 570 millones de euros de fondos europeos, para cuya gestión la Generalitat constituirá un organismo intermedio de certificación que el president de la Generalitat, Ximo Puig, se ha comprometido a tener listo antes del año próximo. Así lo anunció ayer Puig tras recibir en el Palau de la Generalitat a la comisaria de Política Regional de la Unión Europea, Corina Cretu, que explicó que el nuevo programa de ayudas irá dirigido a la creación de empleo, a la ayuda a pymes y a la innovación.

Cretu confesó sentirse «impresionada» por el compromiso de Puig de dar forma al organismo antes de que acabe el año, así como por la «estrategia anticorrupción sólida» del Gobierno valenciano. La comisaria explicó que ha habido «cierto retraso» en la creación de este ente, que el nuevo programa de ayudas europeas obliga a consolidar, y destacó que es «crucial» acelerar su constitución para que el acceso a las subvenciones puede tener lugar con «normalidad».

En este sentido, Cretu dijo que entre los proyectos europeos para la Comunitat Valenciana ha habido «muchos casos de éxito» y que, si bien se han producido algunos «problemas», con los que se ha de tener «tolerancia cero», es «una lástima que las historias negativas ensombrezcan las positivas».

Asimismo, aseguró que su visita a la Comunitat no responde a un control sobre el dinero de los fondos europeos, porque ella no es una auditora, sino a que la Comisión Europea y la Generalitat «tienen la misma meta, que los recursos estén bien aprovechados», para lo que el nuevo programa de ayudas se someterá a auditorías locales, regionales, nacionales e internacionales.

La comisaria dijo que conoce «las dificultades de España y de la Comunitat Valenciana debidas a la crisis», pero reivindicó que, en los últimos siete años, también se han creado empleos, «muchos de ellos ayudados por fondos europeos».

En concreto, dijo apreciar que en la Comunitat se haya invertido en el apoyo a jóvenes y a pymes, y manifestó su esperanza de que «otros miembros de la Unión Europea sigan el ejemplo, porque la Comunitat se ha convertido en un modelo a seguir».

Por su parte, Puig calificó de «muy loable» el «intento de la Comisión Europea de acercarse a la ciudadanía» y subrayó el «claro compromiso» de la Generalitat con las instituciones europeas. «Hemos vuelto a izar la bandera europea en las instituciones y eso es fruto de una voluntad que tiene que ver con las raíces de la Comunitat Valenciana, profundamente europeístas, porque siempre hemos mantenido relaciones permanentes con Europa», dijo.

En este sentido, destacó la labor del Consell por «levantar la hipoteca reputacional que ha llevado a que durante mucho tiempo se mantuvieran relaciones conflictivas con la Unión Europea, con muchos expedientes abiertos».

Por ello, se mostró partidario de «restablecer todos los puentes rotos» en «un momento difícil para Europa y los europeístas» y pidió a Cretu «el máximo apoyo» de las instituciones comunitarias en un momento, a su juicio, «de potente salida de la crisis» en el que «se necesitan fondos del Estado y de Europa».

«La Comisión Europea ha venido a ayudar, está ayudando y ayudará a la Comunitat Valenciana en lo que quiera», afirmó Cretu, que recordó que España en general y la Comunitat en particular han estado entre los principales beneficiarios de ayudas europeas y «va a seguir siendo así».