Las Provincias

Fomento acelera obras para zanjar meses de problemas en la conexión Valencia-Castellón

Unos operarios trabajan en la calzada sentido Castellón de la A-7. :: lp
Unos operarios trabajan en la calzada sentido Castellón de la A-7. :: lp
  • Los trabajos en la A-7, que han afectado al tráfico, concluirán dos meses antes de lo previsto y la implantación del tercer carril ferroviario está prácticamente terminada

La falta de conectividad entre Valencia y Castellón por las obras de implantación del tercer carril en el trazado ferroviario y por los trabajos de rehabilitación del firme en la variante de la Vall d'Uixó en la A-7 ha sido una de las principales críticas que tanto la Generalitat como los ayuntamientos afectados han dirigido al Ministerio de Fomento en las últimas semanas para reclamar, por un lado, fecha de conclusión a los trabajos en la vía y, por otro, la gratuidad de la AP-7 en el tramo afectado mientras se prolongasen los obras para evitar el desvío por la N-340.

La respuesta del departamento que ahora dirige Íñigo de la Serna llegó ayer mismo con dos anuncios en los que el ministerio da solución a unos problemas de circulación que se han arrastrado meses y que han generado numerosas quejas de los usuarios por las retenciones en la carretera (en el puente de Todos los Santos, por ejemplo, hubo cinco kilómetros de atasco en la A-7) y por las demoras en la línea C-6 de Cercanías, que llevó incluso a que los estudiantes y la UJI, además de la conselleria, firmaran a mediados de octubre un manifiesto de protesta.

En el caso de la A-7, donde las obras arrancaron el pasado octubre y se iban a prolongar hasta marzo, el ministerio anunció que ese plazo se ha reducido y que la previsión es finalizar dos meses antes, por lo que en enero podría estar terminada la intervención. Ese recorte de tiempo ha sido posible por el incremento de los medios materiales y humanos, un aspecto que el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, ya anunció que se estudiaba con el objetivo de minimizar la afección sobre el tráfico. Fue cuando se intensificaron las críticas del Consell y los ayuntamientos hacia Fomento por su negativa a abrir de forma gratuita la AP-7 y por solicitar, además, la colaboración financiera del Consell para asumir ese coste, que un informe cifró entre 15-18 millones, es decir, cinco veces más que el coste de las obras actuales, que ascienden a 3,36 millones.

Este próximo lunes ya se verán los avances en los trabajos, pues se abrirá la calzada sentido Castellón al tráfico, cerrada desde el 3 de octubre, lo que obligó a habilitar la otra en doble sentido y establecer itinerario alternativos para los cerca de 53.000 vehículos que circulan a diario por este tramo de la autovía. Ese mismo día, además, arrancarán las obras de reposición del firme (especialmente deteriorado en el carril derecho por el paso de camiones) en la calzada sentido Valencia.

Variante ferroviaria en Nules

Al mismo tiempo, los problemas en la conexión ferroviaria entre las dos capitales concluirán, en principio, hoy ya que prácticamente están acabadas las obras de implantación del tercer carril entre Valencia y Castellón tras terminar los trabajos de construcción de la nueva variante en la estación de Nules.

Ahora, la vía será apta para circulaciones de ancho internacional e ibérico, lo que permitirá la llegada del AVE a Castellón. Si el último compromiso de Fomento se cumple, será en marzo cuando los trenes de alta velocidad circulen por la estación de la capital de la Plana. Hasta entonces, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) debe finalizar unos trabajos, ya sin afección al tráfico, en las estaciones de Joaquín Sorolla, Burriana y Villarreal y la Agencia de Seguridad Ferroviaria supervisará todo el trazado para dar el visto bueno.

La conclusión de las obras en Nules permiten, como resaltó ayer Fomento, recuperar «el mismo volumen de tráfico que tenía antes, con lo cual recupera el 100% de su capacidad para trenes de viajeros y mercancías». De hecho, Renfe recupera hoy mismo el servicio habitual de la C-6 con 79 convoyes entre las dos ciudades.