Las Provincias

Puig insiste en crear una agencia tributaria antes de que finalice la legislatura

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, reafirmó ayer la voluntad del Consell de tener antes de que acabe la legislatura una agencia tributaria valenciana que pueda ser «el espacio en el que confluyan los servicios de recaudación de diputaciones y los ayuntamientos más grandes» y capaz de garantizar «el derecho de la progresividad fiscal».

Así se pronunció Puig en la sesión de control al 'president' en las Corts, ante la pregunta del portavoz de Compromís, Fran Ferri, sobre las medidas puestas en marcha para luchar contra el fraude fiscal en la región. Al respecto, explicó que las campañas contra el fraude fiscal puestas en marcha por la Generalitat han permitido identificar un total de 1.800 defraudadores en la Comunitat en su primer año, según Puig, quien indica que en la primera oleada se han recuperado cinco millones de euros para las arcas públicas.

Al respecto, Puig subraya que cuando el nuevo Consell asumió el cargo la administración era «incapaz de concienciar a la sociedad» sobre la importancia de colaborar con el pago de impuestos ante la «ausencia de un discurso ético» y el «desinterés en la lucha contra el fraude». Así, afirma que «no pagar era fácil».

Para combatir esta situación, se pusieron en marcha tres campañas de lucha contra el fraude desde la Agencia Valenciana de Inspección Tributaria con «requerimientos masivos» por primera vez en 20 años y poniendo en práctica algo «elemental» como cruzar las bases de datos para localizar a los incumplidores.

1.325 millones, «sí o sí»

Además, Puig, defiende la inclusión de los 1.325 millones 'reivindicativos' en los Presupuestos de la Generalitat de 2017 porque «se los merecen y son de los valencianos». «Lo pueden decir unos u otros, no los vamos a quitar del presupuesto y queremos que estas Corts los vuelvan a aprobar; los 1.300 millones tienen que ser sí o sí para los valencianos», añade el 'president'.

Así lo explicó en respuesta a la pregunta del portavoz de Ciudadanos, Alexis Marí, quien se interesó por «cómo han mejorado la calidad de vida de los valencianos» los primeros presupuestos del Consell, los de 2016, y califica los de 2017 como «más de lo mismo, papel mojado» al volver a incluir esa partida reivindicativa. Puig incidió en que esos 1.325 millones «son de los valencianos» y que esta discusión «no tiene razón de ser» porque «si el PP cumple con su palabra» no sólo llegarán 1.300, sino que se recibirá «lo que nos merecemos, que es bastante más».