Las Provincias

Profesores asociados denuncian que se les use para cubrir bajas de forma ilegal

Integrantes de la plataforma, poco antes de presentar el contenido de la demanda. :: lp
Integrantes de la plataforma, poco antes de presentar el contenido de la demanda. :: lp
  • La plataforma alerta de que en la Universitat hay facultades donde ya son más de la mitad de la plantilla y Morcillo pide soluciones a la conselleria

La plataforma de profesores asociados de la Universitat de València dio a conocer ayer la denuncia presentada ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, en la que ponen de relieve una situación de «explotación laboral, prácticas abusivas y discriminaciones». Además, consideran que tanto esta institución como el resto de los centros públicos incumplen la normativa en relación al papel que les otorga la Ley Orgánica de Universidades. Alegan que en lugar de ejercer su labor en áreas vinculadas con su especialidad profesional fuera de las aulas, a modo de enseñanza complementaria, se les utiliza para coberturas mucho más generales, como asignaturas troncales.

«Con las contrataciones sucesivas para una docencia estructural -se les renueva año a año llegando a encadenar hasta dos décadas en algún caso- la Universitat incumple la normativa aplicable. El recurso a este tipo de contratación le permite la máxima flexibilidad a un coste reducido», se dice en la denuncia, que vincula este proceder con la «sustitución del personal fijo resultado de excedencias, sabáticos, reducciones de docencia o bajas laborales, cubriendo con contrataciones temporales precarias lo que deberían ser contratos en régimen de interinidad con un salario digno».

Aunque se reconoce que las restricciones estatales en materia de personal influyen en el problema, lamentan que la Universitat haga gala de este «procedimiento irregular», que se refleja en el acuerdo del Consejo de Gobierno sobre «situaciones coyunturales de plantilla». En definitiva, «se ha utilizado profesorado precarizado para abaratar costes, con salarios muy por debajo de cualquier convenio e infringiendo la normativa europea sobre limitación de la contratación temporal».

Isabel de la Cruz, integrante de la plataforma, recurrió a un ejemplo: «Según los papeles somos docentes de reconocida experiencia contratados a seis euros la hora». Por su parte, Vicent Monroig destacó que mientras que a nivel general esta figura supone casi un tercio del profesorado total, hay facultades como la de Magisterio donde el porcentaje es de más de la mitad (145 de 234). También pasa en la de Ciencias de la Actividad Física (30 de 55).

Otra de las reivindicaciones planteadas es la necesidad de que se les equipare a nivel retributivo -«a igual trabajo igual salario»- como exige el Parlamento Europeo. Monroig explicó que con la misma carga docente y atribuciones, un titular llega a cobrar el doble que un asociado.

La promoción

La «utilización abusiva» de la contratación temporal, «prohibida explícitamente» en una directiva europea, es otra de las quejas planteadas, así como la discriminación en las condiciones para acceder a la promoción interna, es decir, para escalar a nivel académico. Ayer desde la plataforma se explicaba que en estos procedimientos selectivos no se les computa la experiencia profesional: «Se nos trata como a un aspirante de fuera de la universidad». También reivindicaron la creación de una figura universitaria que les dé estabilidad y permita mejorar sus condiciones. En este punto coincidieron con el rector Esteban Morcillo, quien en declaraciones a Efe destacó la necesidad de «reflexionar» sobre esta situación y dijo que lo ideal sería cambiar la ley orgánica, aunque señaló que la conselleria puede impulsar «esas normativas autonómicas que permitan ir desarrollando estas nuevas figuras y el tránsito hacia la estabilidad».

La plataforma lamentó además que pese a que los partidos del Consell suscribieron su manifiesto en 2015 no se ha actuado para apoyarles. Consideran que por ejemplo podría equiparar salarialmente a todos los asociados de la Comunitat.