Las Provincias

La Diputación replica al Consell que use sus fondos para mantener los colegios

La Diputación de Alicante no está dispuesta a asumir un gasto que, según insiste, le compete a la Generalitat. La propuesta que lanzó el pasado miércoles el conseller de Educación, Vicent Marzà, para que las diputaciones ayuden económicamente a los municipios con falta de fondos en el mantenimiento de colegios e institutos ha sido rechazada por la institución provincial. Afirma que la competencia en educación es exclusiva del Consell.

El portavoz de la Diputación provincial, Carlos Castillo, lamentó ayer que una vez más la Generalitat «decida por los demás» y conozcan sus propuestas a través de los medios de comunicación, en referencia a lo que ocurrió con el programa Xarxa Llibres. Hay que recordar que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunció el plan de ayudas para la gratuidad de los libros de texto implicando en la financiación a los ayuntamientos y diputaciones antes de que estas instituciones fueran informadas. Ahora, el conseller de Educación ha propuesto esta colaboración económica tras alcanzar un acuerdo con la Diputación de Valencia para que financie desperfectos en centros educativos.

Castillo reclamó ayer al conseller Marzà «seriedad y coherencia» porque «la educación no es competencia de la Diputación», por lo que le instó a emplear sus propios fondos para los centros educativos. «Que no trate de confundirnos, cada uno debe centrarse en sus competencias y responsabilidades, y la Generalitat debe ser muy consciente de que aquellas iniciativas que persiga, que nos parecen muy legítimas, las tiene que financiar con sus recursos», insistió el portavoz popular. Recordó que se ha solicitado a la Generalitat «hablar seriamente de las competencias que impropiamente esta asumiendo la Diputación».

El pleno de la institución provincial aprobó reclamar al Consell una deuda de 70 millones de euros por los servicios sanitarios que no le corresponden y que prestó entre 2014 y este 2016. Se trata del Hogar Provincial, el centro de salud mental Doctor Esquerdo, el de teleasistencia o el Instituto de la Familia Pedro Herrero

Aun así, Castillo apuntó que desde la Diputación se «va seguir trabajando para que haya planes de obras y servicios y de inversión para los municipios, que luego harán lo que crean más conveniente. Si su apuesta inversora va dirigida a los centros educativos, lo respaldaremos pero dentro de un orden de competencias, y asumiendo cada uno la responsabilidad financiera que le corresponde».

La Diputación de Castellón mantuvo la misma línea que la alicantina. El presidente, Javier Moliner, señaló que la Generalitat «debe dedicarse a gestionar su presupuesto, a darle a Castellón en inversiones lo que le toca y dejar que cada administración cumpla sus competencias, pues para ayudar a los ayuntamientos la Diputación va a estar siempre».