Las Provincias

El president de la Generalitat, Ximo Puig, durante la sesión de control.
El president de la Generalitat, Ximo Puig, durante la sesión de control. / EFE

Puig anuncia una Agencia Tributaria Valenciana antes de acabar la legislatura

  • En ella confluirán los servicios de recaudación de las diputaciones y los ayuntamientos más grandes, para garantizar la progresividad fiscal

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha manifestado hoy su voluntad de que antes de acabar la legislatura haya una Agencia Tributaria Valenciana, donde confluyan los servicios de recaudación de las Diputaciones y los Ayuntamientos más grandes, para garantizar la progresividad fiscal.

Puig, quien se ha pronunciado así en el pleno de Les Corts, donde el portavoz de Compromís, Fran Ferri, le ha preguntado sobre las medidas para luchas contra el fraude fiscal, ha asegurado que lo que más daño hace a la democracia es "atacar al sistema impositivo y defraudar".

El president ha anunciado medidas contra el fraude, como profesionalizar la plantilla y continuar con la creación del cuerpo superior de técnicos tributarios; crear el cuerpo de agentes tributarios para apoyar a los anteriores, y la implantación de un sistema informático propio que acabe con "zonas opacas".

Puig ha calificado de "miserable" que "alguien haya podido ser presidente diciendo que no paga impuestos" (en referencia al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump), y ha considerado que eso es algo que hay que combatir "aquí, allá o donde pase".

Ferri ha reivindicado que el actual Consell ha acabado "con las 'mangarrufas' del Gobierno de todos a la cárcel", y que ahora se lucha por "la máxima eficiencia" en el gasto y por "la máxima justicia" en los ingresos.

El president ha asegurado que cuando el actual Consell llegó al gobierno se encontró con una Administración "incapaz de concienciar a la sociedad de la importancia de colaborar en los impuestos", debido a "la ausencia de un discurso ético" y al "desinterés" en la lucha contra el fraude.

El cuerpo de inspectores de la Generalitat tenía "una elevada provisionalidad" y el control de los impuestos era "manifiestamente mejorable", de manera que "era fácil" no pagar los impuestos autonómicos, ha precisado.

Puig ha explicado que el Instituto Valenciano de Administración Tributaria (IVAT) ha puesto en marcha tres campañas contra el fraude fiscal, por primera vez en veinte años, y ha cruzado bases de datos para localizar a los incumplidores, mientras que se ha aplicado un plan de choque contra defraudadores en el impuesto de Patrimonio.

El president ha añadido que esta iniciativa ha tenido el "efecto paralelo" de que se hayan presentado "centenares de autoliquidaciones", al saber los ciudadanos que "las vacaciones fiscales se habían acabado".

Ha afirmado que el plan de choque se mantendrá en el futuro, pues en la primera oleada se ha logrado recuperar 5 millones de euros para los valencianos y en la segunda se esperan otros tantos, y ha resaltado que, en total, en el primer año se ha logrado identificar a 1.800 defraudadores.

El president ha resaltado que una sociedad democrática es una sociedad que paga impuestos, para redistribuir y para que todas las personas tengan oportunidades de ejercer sus derechos, de manera que "la cultura de pagar impuestos es ser o no ser una sociedad democrática".

El portavoz de Compromís ha manifestado que "la buena gestión sí o sí pasa por la lucha clara y evidente contra el fraude fiscal", y ha afirmado que "estaría bien" que el PP pagara las facturas de Feria Valencia y de la Ciudad de las Artes, porque así habría más ingresos para hacer frente a la financiación.

Ferri ha explicado que, en Estados Unidos, cuando la CIA o el FBI detiene a algún pirata informático no lo envía a la cárcel, sino que lo contrata, por lo que le ha sugerido a Puig que contrate a "gente del PP para luchar contra el fraude y la corrupción, porque son los mejores expertos que tenemos en nuestro país".