Las Provincias

Un jurado popular juzgará al barbero acusado de matar a un octogenario

  • Los 4.000 euros que el acusado debía a la víctima fueron el detonante del crimen ocurrido en septiembre de 2014

Un tribunal popular tendrá que determinar si el barbero de un octogenario hallado muerto en su casa del alicantino barrio de San Blas fue el autor de su muerte. La investigación de la Policía Nacional apunta en ese sentido, motivo por el cual agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) detuvieron en marzo de 2015 al principal sospechoso, un hombre de 61 años de edad que, según recoge el sumario de la causa, contrajo una deuda de alrededor de 4.000 euros con la víctima. Ahora, el caso se encuentra en los últimos compases de su investigación, por lo que la juez responsable del mismo transformó el asunto en un procedimiento de jurado, como apuntaron a este diario las fuentes jurídicas consultadas.

A Pepito, como se conocía cariñosamente al fallecido, lo encontró tirado en el suelo de su domicilio, en la calle Enriqueta Ortega de la capital su sobrino en septiembre de 2014. Contaba con evidentes signos de violencia, aunque el posible agresor no dejó un rastro fácil de seguir a los investigadores del caso. Sin embargo, la pista del dinero resultó clave en el esclarecimiento del homicidio.

Pese a ello, las pruebas con las que cuentan los responsables del caso no son contundentes, ya que se trata de indicios que indican que el barbero pudo dar la paliza mortal al hombre de 82 años de edad. El acusado fue la última persona que vio a Pepito con vida. Además, en una pulsera suya se encontró restos de ADN del muerto. Todo ello, unido al móvil económico sustenta un sumario al que tan solo resta una prueba por practicar antes de que las acusaciones determinen las penas que piden para el sospechoso.

El procesado negó cualquier implicación en los hechos en su declaración judicial el 18 de marzo del año pasado. El arrestado, que quedó en libertad, aseguró que el ADN en la pulsera se debía a que lo había afeitado recientemente, según indicaron entonces las fuentes cercanas a la investigación consultadas. Igualmente, dijo que vio a la víctima con vida las horas antes de su muerte porque fue a entregarle un presupuesto.