Las Provincias

Sierra de la Granadella tras el incendio del pasado mes de septiembre.
Sierra de la Granadella tras el incendio del pasado mes de septiembre. / A.D.

La Comunitat es una de las más afectadas por los grandes incendios

  • La portavoz de los ingenieros de Montes hace hincapié en que la extensión de la superficie forestal dañada «presenta una tendencia creciente preocupante"

La superficie forestal afectada por los incendios en 2016 ha descendido en España un 35 % respecto a la media del decenio (94.767,8 hectáreas), con un total de 61.359,9 hectáreas arrasadas por el fuego entre enero y noviembre, según un informe del Colegio de Ingenieros de Montes.

Según Rosa Planelles, portavoz de los ingenieros de Montes, este año las comunidades más afectadas por grandes incendios (GIFs) han sido la Comunidad Valenciana y Galicia.

De hecho las cifras de los últimos años muestran que siendo menos del 0,3 % del total de incendios, los GIFs son responsables de más del 40 % de la superficie quemada.

También ha apuntado a la importancia creciente de los incendios que afectan a zonas de interfaz urbano-forestal por su complejidad de gestión, alarma social e impacto mediático.

Por regiones este año destaca Canarias, debido al incendio ocurrido en la Isla de la Palma en la primera semana de agosto, y que superó las 4.800 hectáreas quemadas.

A escala regional llaman de nuevo este año la atención las regiones del noroeste: Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y las provincias de León y Zamora aúnan el 42,6 % del número de siniestros y casi la mitad del total nacional, un 48,6 %, en superficie arbolada afectada.

Respecto al conjunto de la superficie forestal afectada por el fuego, también las regiones del noroeste son las más destacadas, con un 49,3 % del total nacional frente a las comunidades interiores y las del mediterráneo, con un 24 % y un 19,7 % respectivamente, correspondiendo el 6,9 % restante a Canarias.

Además, Planelles ha hecho referencia al cambio climático. "En el quinto informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (AR5 publicado en 2014) es clave para el Sur de Europa el riesgo de incendios forestales por la subida de temperaturas, que incrementa las sequías y las olas de calor", ha recordado en la nota.

Desde el Colegio de Ingenieros de Montes recuerdan que el esfuerzo del colectivo profesional debe basarse en una verdadera gestión forestal sostenible, respaldada por políticas activas y decididas, trabajando con la población para reducir la vulnerabilidad de los montes a los grandes incendios forestales.