Las Provincias

Capturan a dos acusados de cometer sendas violaciones en Jalón y Calpe

El acusado de la violación ocurrida en Calpe entra esposado en el cuartel de la Guardia Civil.
El acusado de la violación ocurrida en Calpe entra esposado en el cuartel de la Guardia Civil. / LV
  • Uno de los sospechosos ya está en prisión mientras que el segundo ha quedado en libertad con cargos y con una orden de alejamiento sobre la víctima

La Guardia Civil ha detenido en Altea y Calpe a dos hombres acusados de sendos delitos de agresión sexual con acceso carnal, ambos perpetrados en el interior de vehículos durante el puente festivo de Todos los Santos, aunque según fuentes del instituto armado, se trata de dos casos distintos.

Uno de los arrestados -un español de 25 años, residente en Galicia y que estaba de vacaciones en Altea cuando ocurrió el delito que se le imputa- ya ha ingresado en prisión, mientras que el otro, de 34 y origen colombiano, ha quedado en libertad con cargos y se le ha decretado de momento una orden de alejamiento hacia su víctima.

Los hechos en los que están presuntamente implicado el primero de los detenidos se produjeron durante la madrugada del pasado 31 de octubre, según denunció la víctima, una joven de 22 años, en el puesto de la Guardia Civil en Altea.

La joven expuso que se encontraba junto a una amiga en un conocido local del municipio de Jalón y que, tras entablar conversación con otro grupo de jóvenes que estaba en ese lugar, conoció al ahora detenido, con el cual se marchó en el coche de él. Ambos se dirigieron «unos cuatro o cinco minutos por caminos sin iluminación, donde finalmente el joven paró el vehículo y, en actitud altamente agresiva, le obligó a tener relaciones sexuales con él, bajo el pánico provocado por la situación en sí y por las graves intimidaciones y amenazas que estaba recibiendo de su acompañante», según la nota de prensa de la Benemérita.

«Cuando finalizó la agresión, el chico la devolvió al local del que salieron, donde una amiga la localizó en estado de shock emocional», continúa el comunicado.

El equipo de Policía Judicial de Altea abrió una investigación para identificar al autor de la presunta violación, basándose en las descripciones y detalles aportados por la víctima y su amiga. Las pesquisas se saldaron con la detención de un joven de 25 años, natural de Galicia, que había venido a Altea a pasar el puente de Todos los Santos.

El arrestado fue puesto a disposición de la autoridad judicial, que decretó su ingreso en prisión, sin fianza y comunicada, debido a las pruebas concluyentes de su autoría, como se pudo demostrar, entre otras cosas, con los mensajes de WhatsApp y con los audios enviados por él tanto a la víctima como a una de las amigas de ella. En esos mensajes y audios, el detenido «las amenazaba de muerte» si contaban lo sucedido y seguía «vejando verbalmente a la víctima», según el instituto armado.

El segundo caso se produjo la noche del 30 al 31 del pasado octubre. La Guardia Civil de Calpe tuvo conocimiento de otra presunta agresión sexual, cuya víctima era una joven de 20 años, vecina de esa localidad.

Según la denuncia, la chica estaba en esa población y pidió a un conocido, amigo de su exnovio, que la llevase a la zona de ocio de la playa. Una vez que los dos estaban dentro del vehículo fue cuando se produjo la presunta agresión sexual.

Rápidamente se puso en marcha un dispositivo para la búsqueda del supuesto autor de los hechos, que fue hallado una hora después de ser denunciado. El arrestado, un colombiano de 34 años que también reside en Calpe, pasó a disposición del juez de guardia, que lo dejó en libertad con cargos, aunque sobre él recae una orden de alejamiento sobre la víctima hasta que se dicte sentencia firme, según la Benemérita.