Las Provincias

Procesado por dar un hachazo a su cómplice en pleno asalto

  • El propósito del acusado era sustraerle el dinero que portaba en una riñonera

Cuando dos amigos decidieron asaltar una finca de Mutxamel en la que sabían que habría plantas de marihuana, uno de ellos nunca sospechó que fuese a acabar con un hacha de un filo de más de ocho centímetros clavada en el cráneo. Se trata de unos hechos acontecidos la madrugada del 23 de julio del 2015 por los que ahora el Ministerio Público reclama una pena de 10 años entre rejas para el acusado, quien no llegó a consumar el crimen pese a la tremenda herida que presentaba la víctima en la cabeza.

Todo ocurrió a partir de las cinco de la madrugada hace dos veranos. Antes, el procesado A.G.V. propuso a un amigo acudir a la Partida El Collao para hacerse con unas cuantas plantas de 'maría', según relata la Fiscalía en su escrito provisional de acusación, al que ha tenido acceso este diario. Por ello encaminaron sus pasos a la finca para cometer el robo de la droga.

Una vez allí, y cuando la víctima se disponía a trepar por la valla del cercado de la propiedad, el procesado supuestamente empuñó el arma blanca y la incrustó en la cabeza de su amigo, quien careció de posibilidad de defenderse. Es por ello que la representante del fiscal responsable del caso calificó los hechos de asesinato en grado de tentativa.

El hombre quedó tendido en el suelo con la cabeza abierta y el hacha clavada de tal modo que se le veía parte del cráneo. Al parecer, el propósito del acusado era sustraerle el dinero que portaba en una riñonera, según refleja la investigación.

El sospechoso permanece en prisión desde su detención tras lo ocurrido en julio del año pasado. Pese a que él mismo denunció los hechos y se entregó a las autoridades, protagonizó un intento de fuga en los juzgados de San Vicente del Raspeig en uno de sus traslados desde el centro penitenciario.