Las Provincias

Tres detenidos, uno en Pilar de la Horadada, por presuntas irregularidades en carnés de transporte

Agentes de la Policía trasladan al detenido.
Agentes de la Policía trasladan al detenido. / J. Carrión / AGM
  • Los otros dos arrestados en Murcia son trabajadores y responsables de centros de formación y empresas relacionadas con el sector de la conducción

La Policía Nacional ha detenido hoy a tres personas, entre ellas un funcionario de la Consejería de Fomento, en una operación contra un presunto fraude en la expedición de carnés de transporte que dirige un juzgado de Cartagena, han informado fuentes policiales.

La operación, declarada secreta, se ha desarrollado en Murcia, Molina de Segura, San Pedro del Pinatar y El Pilar de la Horadada, en Alicante, donde se han practicado los tres arrestos y cuatro registros de forma simultánea.

Entre los registros figura el que se lleva a cabo en la sede de la Consejería de Fomento de la plaza Santoña de Murcia, donde el arrestado es jefe de sección en el servicio encargado de la expedición de carnés de transporte y puertos.

Según las fuentes, los tres detenidos son trabajadores y responsables de centros de formación y empresas relacionadas con el transporte y los permisos de conducción, que se habrían valido de sus relaciones con la Administración para conseguir carnés de forma fraudulenta.

El funcionario investigado, además, es propietario de una academia que preparaba los exámenes y ha sido detenido a primera hora de la mañana en su domicilio cuando se disponía a salir al trabajo.

El juez de Cartagena que instruye las diligencias ha ordenado, también para hoy, la detención de otras tres personas, por lo que la cifra de implicados se doblará en las próximas horas.

La consejera portavoz del Gobierno regional, Noelia Arroyo, ha informado en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Ejecutivo de que la Comunidad Autónoma está colaborando con la policía en la práctica del registro, y ha aportado la documentación requerida por el instructor.

Además, ha dicho que el Gobierno abrirá una investigación interna para conocer el alcance de lo ocurrido y, en el supuesto de que se advirtiera la existencia de carnés u otros documentos expedidos de forma irregular, procedería a anularlos.