Las Provincias

Perfecto Palacio defiende la necesidad de financiación para las pymes

Las pequeñas y medianas empresas alicantinas son el principal empleador de la provincia por lo que una restricción en el acceso al crédito bancario tiene un impacto muy significativo en la actividad económica: la reducción del apoyo bancario se traduce en muchas ocasiones en despidos y ceses empresariales. Este es el punto de partida de la jornada que celebró ayer INECA en colaboración con la Universidad de Alicante, la Universidad Jaume I de Castellón y la Universidad de Valencia en la que expertos de las universidades han analizado la nueva normativa del Banco de España que obliga a las entidades financieras a realizar un estudio financiero transparente de la empresa cuando ésta rechace una inversión o cancele una póliza.

El presidente de Ineca, Perfecto Palacio, dijo que las empresas alicantinas han sido tradicionalmente muy dependientes de la financiación bancaria tanto para sus necesidades de inversión en nuevos proyectos como para su operativa corriente.