Las Provincias

Imponen penas mínimas a un clan por distribuir droga en la comarca de L'Alacantí

  • La Guardia Civil culminó una operación contra el narcotráfico que se saldó con 17 procesados que cumplirán penas que van de ocho meses a tres años y medio de prisión

Casi una veintena de acusados de integrar una red de narcotráfico que distribuía hachís, marihuana y cocaína por todo L'Alacantí, desde El Campello a Sant Joan d'Alacant, han aceptado penas de prisión que van desde los 8 meses entre rejas hasta los tres años y medio por delitos contra la salud pública y tenencia ilícita de armas, ya que en uno de los registros policiales se encontraron dos pistolas semiautomáticas de calibre 9 milímetros con cargadores.

Los 17 reos, algunos de ellos integrantes del conocido clan de 'los Capito', admitieron los hechos en la primera sesión del juicio que se debía prolongar hasta el lunes que viene en la Audiencia Provincial de Alicante, según indicaron las fuentes judiciales consultadas, por lo que deberán asumir multas que en total suman 201.396 euros.

Se trata de una investigación iniciada en el año 2012 por la Guardia Civil, cuerpo que tuvo conocimiento de que en la comarca se movía una activa red dedicada a la distribución de droga. Así fue como, tras laboriosas pesquisas, el 24 de abril de 2012 lanzaron un operativo para apresar a los principales responsables de la banda, así como a otros integrantes de los escalafones inferiores. El dispositivo, llevado a cabo en varias fases, se saldó con la detención de más de treinta personas, principalmente ciudadanos españoles.

Los agentes determinaron que el grupo tenía organizado el transporte, almacenamiento y distribución de las sustancias estupefacientes, sobre todo hachís, cocaína y marihuana, de una forma organizada y jerarquizada. Durante los registros y las detenciones realizadas, los agentes se incautaron de diversas cantidades de droga, utensilios para manipular y cortar las sustancias y dos armas de fuego, una de ellas simulada, de las que los acusados no tenían licencia ni documentación.

La 'macrooperación' contra el menudeo se lanzó después de que los agentes detectaran el intento de embarcar un coche en un ferry con destino a Mallorca cargado de droga y tras cazar a varios de los acusados con un carrito de la compra con casi 16 kilos de hachís. En total, los investigadores intervinieron cerca de 50 kilogramos de esta sustancia, así como teléfonos móviles, las citadas armas de fuego, dinero en efectivo y vehículos.