Las Provincias

Hacienda deja entrever que se quedará con el centro de oficios de Coepa

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, dijo ayer de modo tajante que la Abogacía de la Generalitat Valenciana no va a recurrir ante una instancia superior el fallo de principios de octubre del Juzgado de lo Mercantil 1 de Alicante que da vía libre al convenio de acreedores y al plan de viabilidad de la patronal Coepa y tumba la apelación del IVF por supuesta «dación en pago encubierta» del polémico centro de oficios del barrio de Babel. Dejó entrever que aceptará esa dación en pago a cambio de cancelar la deuda, aunque unas horas más tarde se esforzó en matizar que la Abogacía «sigue estudiando».

Explicó que «nuestra obligación, cuando llegamos, era recuperar el máximo de dinero posible de todos los contribuyentes; éste es un Gobierno que está muy obsesionado con eso, en recuperar dinero». Y añadió, a renglón seguido, que ya el anterior Consell del PP dejó claro que la fórmula de la dación en pago del edificio «no era la correcta para acabar con la deuda de Coepa». Considera que, «tras llegar hasta el final, ha hablado el juez y poco podemos decir, más que acatarlo, aunque no ha acabado aquí el proceso, porque Cierval (que es el acreedor ordinario mayoritario, con el 75% de la deuda) está también por en medio, pero hemos hecho todo lo que estaba en nuestras manos para salvaguardar los intereses de todos los valencianos». Tras ser interpelado por si se puede interpretar que se aceptará la dación para amortizar los 3,2 millones del IVF, sentenció: «Estamos negociando, mirando y hablando, pero vuelvo a repetir que la situación ha cambiado de naturaleza al hablar el juez».