Las Provincias

Los empresarios exigen a Rajoy un calendario para el corredor

El presidente de AVE, Vicente Boluda, explica las características de la web. :: damián torres
El presidente de AVE, Vicente Boluda, explica las características de la web. :: damián torres
  • AVE, que reclama también fecha para la alta velocidad entre Barcelona y Alicante, lanza una web que permite seguir el estado de las obras

Apenas una semana después de tomar posesión como presidente del Gobierno, Mariano Rajoy ya tiene deberes, que tendrá que compartir con el nuevo ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. Llegan de la mano de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), que ayer reiteró una serie de reclamaciones al Ejecutivo durante la presentación de su último proyecto sobre el corredor mediterráneo.

«La apuesta por el corredor mediterráneo no basta con que lo digan, lo han de demostrar con hechos», afirmó el presidente de AVE, Vicente Boluda, que explicó cómo podría Rajoy ejemplificar «su compromiso» con esta infraestructura y, por tanto, con la Comunitat. Las exigencias son tres: poner fecha de llegada de la alta velocidad entre Barcelona y Alicante, que en 2018 exista ancho internacional desde Almería hasta la frontera francesa y que se fije un calendario para el inicio de las obras del corredor como tal, es decir, la doble plataforma diferenciada para pasajeros y mercancías. Porque, como insistió Boluda, el tercer carril -que se implanta actualmente entre Valencia y Castellón- es una «solución provisional que generará colapsos».

«Ya hemos conseguido el tercer carril, que es transitorio. Hay que reivindicar el corredor para poder tenerlo en 2025», fijó como horizonte el presidente de ProAVE y secretario general de Ferrmed, Federico Félix. «Tomaremos las medidas que hagan falta para que se nos escuche», resaltó.

«No es de recibo que la segunda y tercera ciudad de España no estén conectadas todavía en alta velocidad, cuando somos el país con la red de kilómetros de AVE más extensa tras China», lamentó Boluda. Fue uno de los cambios de registro en el discurso, pues hasta ahora la comparación siempre se había hecho con otras ciudades españolas que cuentan con AVE, como Galicia.

No fue la única novedad, pues se insistió en otros tres aspectos: el corredor es para mercancías y personas; es beneficioso para el turismo; y repercutirá de forma positiva en autónomos y grandes empresas que verán reducidos los costes y los tiempos de transporte por ferrocarril.

Apoyo de la sociedad

Para reforzar estos mensajes AVE contó con el respaldo presencial de asociados y de su junta directiva. De ahí que en primera fila se viese a Juan Roig (Mercadona), Francisco Pons (Importaco), Federico Michavila (Torrecid), Rafael Benavent (Keraben), Adolfo Utor (Baleària) o Agnès Noguera (Libertas 7), entre otros.

Pero los empresarios también quieren el apoyo de la sociedad civil en la reivindicación del corredor mediterráneo. Para ello, han impulsado una web en la que se divulgará información sobre esta infraestructura de forma que los usuarios puedan conocer de primera mano los principales datos del corredor.

Con un contundente '¿Nos subimos al tren del progreso?', el recurso más atractivo es el documental de diez minutos que han grabado con un helicóptero sobrevolando los 1.300 kilómetros de vías desde la frontera francesa hasta Algeciras.

Los usuarios, por ejemplo, podrán comprobar algunos de los hitos pendientes de abordar por parte de Fomento. La lista, que es larga, incluye el túnel antiguo de la A-7 entre Martorell y Castellbisbal; el cuello de botella entre Tarragona y Vandellós, al existir aún vía única; la vía doble entre Valencia y Castellón, pues son necesarias cuatro debido al tráfico existente; la estación en fondo de saco de la capital del Turia, a la que se debe dar solución con el túnel pasante; o la saturación del túnel de Serrería. A lo que habría que añadir situaciones similares en el tramo entre Murcia y Algeciras.

«Demuestra la planificación que se ha seguido», ironizó el ingeniero industrial y secretario general adjunto de Ferrmed, Francisco García Calvo, uno de los pilotos del documental junto al profesor Xavier Lluch, que insistió en que «no hay corredor sin doble plataforma». Un audiovisual en el que también se pueden escuchar críticas a «la incertidumbre de fechas e inversiones» y la «ausencia global» de planificación que ha mantenido el Gobierno hacia el corredor mediterráneo.

Con el vídeo, la web y la unanimidad empresarial y social, AVE emplazó a un nuevo acto en La Encina (punto clave para dar continuidad a toda la alta velocidad de la Comunitat) en diciembre y anunció un tour por varias autonomías en el primer trimestre del año. También habrá un «chequeo cada seis meses» al estado de las obras y una cumbre empresarial en diciembre de 2017 «y así sucesivamente hasta que la doble plataforma sea definitiva».