Las Provincias

Los Cercanías a Castellón recuperan este sábado el servicio habitual

Un tren de Cercanías en la estación del Norte. :: juan j. monzó
Un tren de Cercanías en la estación del Norte. :: juan j. monzó
  • Renfe anuncia que se restablece la oferta previa a las obras del tercer carril y que aumenta las frecuencias en horas punta

Prácticamente a la misma hora que la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) presentaba el documental y la web sobre el corredor mediterráneo, el Ministerio de Fomento, a través de Renfe, anunciaba que este sábado se recuperará el servicio habitual de Cercanías de la línea C-6 Valencia-Castellón, modificado desde septiembre del año pasado por las obras de implantación del tercer carril en este tramo.

Con esta confirmación (la noticia se avanzó a comienzos de octubre), prácticamente se dan por finalizadas las actuaciones del tercer carril entre la capital del Turia y de la Plana aunque todavía quedan pendientes trabajos en la variante de Nules y en el ramal de acceso a la estación Joaquín Sorolla (aunque en este caso, no afectará a las Cercanías). No obstante, la puesta en marcha de la alta velocidad en Castellón aún tendrá que esperar al visto bueno de la actuación por parte de la Agencia de Seguridad Ferroviaria. De ahí que el anterior ministro de Fomento, Rafael Catalá, avanzase durante una visita a Valencia, que sería en marzo.

Según confirmó la operadora, la oferta a partir del sábado será la misma que había antes de las obras, es decir, volverán a circular 79 trenes entre ambas ciudades: 39 en sentido Valencia-Castellón y 40 en sentido Castellón-Valencia. Hasta ahora, y desde el mes pasado, el servicio era de 47 convoyes en total (23 y 24 por sentido) entre las dos capitales, sumando los servicios de Cercanías y los Regionales.

Además, habrá otra novedad en la reposición de los Cercanías pues aumentará la frecuencia de trenes en hora punta, lo que supondrá un tren cada 15 minutos y, en hora valle, cada 30 minutos, según la información facilitada por Renfe.

De forma paralela, a partir del sábado, se suprimirán los diez autobuses lanzadera que se habilitaron en marzo para reforzar el servicio de trenes tras el aumento de las quejas de los usuarios por las demoras y que eran utilizados diariamente por entre 800 y 1.000 viajeros debido al cumplimiento del horario establecido. Fue uno de los acuerdos que se alcanzó en la comisión conjunta integrada por la compañía y por la Conselleria de Obras Públicas, que también pidió la bonificación total de los billetes aunque se logró en caso de retrasos de más de media hora.

Con la recuperación del servicio de la C-6 se cerrará, en principio, un capítulo de enfrentamientos entre el departamento que dirige María José Salvador y Fomento debido a la falta de información sobre el estado de las obras y su conclusión y la repercusión sobre los usuarios. En este sentido, el tercer carril debería haber estado operativo en diciembre del año pasado.

Hace apenas dos semanas la Universitat Jaume I (UJI) de Castellón se sumó a la reivindicación mediante la firma de un manifiesto conjunto con la conselleria y los alumnos en el que, precisamente, se reclamaba a Renfe los tiempos y frecuencias previos a las obras.