Las Provincias

Boquet culpa a Educación de las irregularidades en la formación de docentes

  • El presidente de la patronal concertada asegura ante el juez que un alto cargo de la conselleria les trasladó que se buscaría una solución

valencia. El presidente de la Federación de Centros de Enseñanza de Valencia (Feceval), José Manuel Boquet, compareció ayer como imputado en el juzgado de instrucción número 3 de Valencia en la causa que investiga las supuestas irregularidades en los pagos a profesores que hacían de formadores para otros docentes de la red concertada. Boquet dijo que cuatro personas de la organización cobraban sus nóminas de la Conselleria de Educación por estos menesteres en arreglo a un convenio firmado con la administración que se mantuvo entre 2003 y 2009.

Sin embargo, a partir de ese ejercicio no se prorrogó, por lo que los formadores continuaron realizando sus funciones sin un respaldo legal entre 2010 y 2013. Como recogió Europa Press citando fuentes conocedoras de la declaración, Boquet dijo que esta laguna legal fue comunicada a la conselleria, que año tras año se comprometía a buscar una solución que no se concretó hasta que la situación llegó a Compromís, que denunció los hechos ante la fiscalía junto a otras supuestas irregularidades.

Además, Boquet insistió en que la falta de sustento jurídico era aceptada por la conselleria. En este punto y a preguntas del fiscal, indicó que fue Rafael Carbonell, exsecretario autonómico de Educación, quien les trasladó que se podría considerar como una prórroga tácita que se solucionaría con un documento que tendría efectos retroactivos. Carbonell aterrizó en el equipo directivo de la conselleria cuando el problema ya existía, pues pasó de una jefatura de servicio a la dirección general de Centros y Ordenación Académica en 2010. En 2012 accedió al segundo escalón, ya con María José Català de consellera.

La comparecencia de Boquet , a petición de la abogacía de la Generalitat, se ciñó a la cuestión de los formadores, y ninguna de las preguntas del fiscal tuvo que ver con las otras cuestiones que se indagan en la causa, como el pago a profesores ya jubilados o abonos a los centros que exceden lo marcado en los conciertos entre 2008 y 2014. El juzgado investiga presuntos delitos de malversación, prevaricación y falsedad documental.

En un comunicado remitido ayer Feceval destacó que los pagos a los formadores estaban amparados en el convenio y quiso dejar claro que «ni la federación ni su directiva han percibido cantidad alguna de la conselleria por estas ayudas a la formación», ya que el abono de las nóminas se efectuaba directamente desde la administración a cada trabajador. Es decir, salió al paso de las acusaciones de financiación irregular de la organización.