Las Provincias

Cae una banda de mujeres dedicada al robo en lencerías y perfumerías

  • Los robos se realizaron en Elda y Petrer y el valor de lo sustraído asciende a unos 1.000 euros

La Guardia Civil ha desarticulado en Novelda un grupo formado por tres mujeres que presuntamente se dedicaba a robar de forma violenta en comercios de lencería y perfumería de Elda y Petrer. Las mujeres tienen 24, 31 y 32 años y se les imputan hasta nueve delitos de robo y hurto y otro de pertenencia a grupo criminal.

Según ha informado este martes en un comunicado, la investigación comenzó a mediados de octubre cuando se conocieron una serie de robos en comercios del Vinalopó, en Novelda, Aspe y Monforte del Cid.

Los productos buscados eran principalmente lencería, perfumería y productos de parafarmacia, con un valor de lo sustraído que, de momento, a falta de la posible aparición de más comercios afectados, asciende a unos 1.000 euros.

De acuerdo con las denuncias presentadas por los establecimientos perjudicados y las descripciones de las autoras, se inició una operación, por parte del Área de Investigación de la Guardia Civil de Novelda, para su localización. En unas semanas, se consiguió dar con la identidad de las tres mujeres que habían llegado a formar un grupo organizado y dedicado al robo de este tipo de objetos en comercios, donde actuaban "con total impunidad".

Una vez averiguada la identidad de las autoras, se procedió a realizar reconocimientos fotográficos entre los comerciantes afectados, se las identificó "sin ningún lugar a dudas" y se logró su detención. Se trata de tres mujeres, todas ellas españolas de 24, 31 y 32 años residentes en Elda y Petrer y que tienen numerosos antecedentes por delitos similares.

Las detenidas, a las que se les imputa un total de 9 delitos de robo con fuerza e intimidación y hurto y otro delito de pertenencia a grupo criminal, han quedado a disposición judicial, en libertad con cargos. Según la Guardia Civil, con la culminación de esta investigación se da por desarticulado un peligroso grupo criminal que había causado "gran alarma" entre los comerciantes de estas poblaciones, ya que "no dudaban en emplear la intimidación y la violencia física, llegando incluso a agredirles en que caso de que estos se resistiesen".