Las Provincias

Absuelto un padre acusado de abusar de su hija de cinco años

Un tribunal no ha encontrado pruebas de que un hombre abusara sexualmente de su hija de cinco años. Según mantenían las acusaciones, el reo supuestamente aprovechaba la estancia de la pequeña en su domicilio de Benitatxell para llevar a cabo juegos de índole sexual con la niña. Así, según recogía el escrito de acusación del Ministerio Público, el sospechoso se colocó caramelos en el pene, un extremo que no ha quedado acreditado, como aseguran los magistrados de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Alicante que han enjuiciado el caso.

Los hechos fueron denunciados en junio de 2013 por la madre de la pequeña y, cuando esta fue explorada, se le diagnosticó vulvovaginitis inespecífica, aunque ya había sucedido con anterioridad. Además, la Sala cuestiona la exploración de la menor por los psicólogos designados por el juzgado, ya que considera que «se la somete a un auténtico interrogatorio», como recoge el fallo hecho público ayer.

La sentencia detalla que la exploración estuvo «orientada» a obtener «una declaración predeterminada» con «preguntas persistentes, continuadas e inducidas en una concreta dirección», por lo que el relato ofrecido por la menor se descarta como prueba para sostener la acusación contra el hombre. Además, la niña «no realiza referencia negativa alguna hacia la figura paterna», solo una vez que acude del baño acompañada por su madre y regresa con los psicólogos manifiesta alguna referencia sobre los hechos denunciados.