Las Provincias

Un juzgado absuelve a un acusado de hostigar a su hijo con vídeos eróticos de la madre

  • El magistrado considera que faltan pruebas que demuestren que el hombre intentó poner al niño en contra de la mujer o que dijese que era drogadicta

El Juzgado de lo Penal 6 de Alicante ha exonerado a un padre acusado de someter a un hostigamiento psicológico contra su hijo de solo 10 años de edad. Las acusaciones sostenían que el hombre hacías constantes comentarios despectivos sobre la madre del niño, en presencia de éste como que consumía drogas, y que, incluso, le habría mostrado vídeos eróticos de la mujer en alguna de las visitas en casa del progenitor, en el partido judicial de Villena.

Sin embargo, el magistrado responsable del fallo asegura que ninguno de los extremos se ha demostrado, pues el menor se acogió a su derecho a no declarar contra el familiar quedando el juicio sin prueba testifical directa. Además, el juez apreció durante la vista «ciertos motivos espurios» de la denunciante por la «mala relación» existente entre los antiguos cónyuges.

Por estos hechos, que se denunció que sucedieron entre 2013 y 2014 en la casa del padre, la Fiscalía reclamaba penas que alcanzan los 3 años y seis meses de cárcel por los delitos de malos tratos psíquicos, amenazas leves en el ámbito de la violencia de género, exhibicionismo, un delito de maltrato habitual en el ámbito familiar y otro de denuncia falsa.

La resolución es clara al respecto: procede la absolución del acusado «al no existir prueba suficiente para destruir su presunción de inocencia», como sostiene el ponente del fallo.

En la vista oral celebrada el 16 de junio pasado, el progenitor negó las acusaciones. Explicó que si el chico llegó a ver el vídeo en el que se podía ver a la madre en una situación comprometedora fue porque él accedió al ordenador donde se encontraba. En ningún caso, según relató ayer al magistrado, lo exhibió él para hacer daño a su hijo o ponerle contra la mujer, según detallaron entonces a este diario las fuentes jurídicas consultadas.

El magistrado le da credibilidad al relato del progenitor frente al ofrecido por la madre del menor, que ahora tiene 12 años de edad y a su testimonio en las posibles manifestaciones hechas por el joven antes del juicio. Lo mismo sucede con las psicólogas y trabajadoras sociales que atendieron al muchacho durante el procedimiento, pues sus palabras se desprenden también de lo dicho por él.

Es más, de lo declarado a lo largo de la vista, la bajada en el rendimiento académico del chaval se debería a la mala relación entre los progenitores u otros motivos personales y no al presunto maltrato del que estaba acusado el padre, como recoge la sentencia facilitada por fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV). Una conclusión, la que alcanza el magistrado, tras la ponderación sobre un juicio que se prolongó durante más de tres horas.

Según sostenían las acusaciones, durante los episodios de maltrato, el padre supuestamente cargaba contra la madre delante del chico con manifestaciones tales como que era una drogadicta o que se acostaba con muchos hombres. El Ministerio Público recogía en su escrito definitivo de acusación que el ahora absuelto habría amenazado con matar a la mujer o hacerle daño, con expresiones tales como que iba a «coger una escopeta y pegarle cuatro tiros», según se denunció una vez se tuvo constancia de lo ocurrido.