Las Provincias

La Generalitat quiere que la Nueva Oficina Judicial esté ya operativa en 2019

Bravo con Magro en una visita a la Audiencia de Alicante.
Bravo con Magro en una visita a la Audiencia de Alicante. / Á. Domínguez
  • La Conselleria de Justicia negocia con los sindicatos la relación de puestos de trabajo necesaria para renovar el sistema de organización de todos los recursos de los juzgados de la Comunitat

La Conselleria de Justicia pretende que la Nueva Oficina Judicial (NOJ) de la Comunitat Valenciana esté «plenamente» operativa en el año 2019, y actualmente está negociando con sindicatos las relaciones de puestos de trabajo para implantar este nuevo sistema de organización de medios personales, materiales y tecnológicos en los juzgados y tribunales valencianos.

La consellera de Justicia, Administraciones Públicas, Reformas Democráticas y Libertades Públicas, Gabriela Bravo, explicó que se trata de un proceso paulatino porque supone un «profundo cambio»: «Se desarrollará a lo largo de la presente legislatura porque es un proyecto muy ambicioso que pretendemos culminarlo antes de 2019 y así seremos una comunidad referente en la implantación de este modelo organizativo», ha afirmado.

Para Bravo, este modelo «supone la introducción de nuevos métodos de trabajo, de nuevas formas de organización interna de los funcionarios, una mayor flexibilidad en la movilidad, y todo ello va a permitir una mayor eficacia y eficiencia en la respuesta judicial», ha dicho. La NOJ, entre otras mejoras, permite los trámites telemáticos, independientemente del juzgado donde esté cada asunto.

En este sentido, la oficina se organiza en dos unidades básicas de trabajo: la Unidad Procesal de Apoyo Directo (UPAD), cuya función principal es asistir a jueces y magistrados en el desempeño de sus funciones; y los Servicios Comunes Procesales (SCP), que son unidades que no están integradas en ningún órgano judicial, sino que funcionan como grandes centros administrativos que asumen labores centralizadas de gestión y apoyo y que están dirigidos por los secretarios judiciales.

Las fases

La organización de la NOJ lleva consigo la creación de nuevas estructuras y la elaboración de relaciones de puestos de trabajo que afectan a los 4.525 funcionarios de la Administración de justicia destinados en la Comunitat Valenciana, ha expuesto la consellera. Así, la nueva oficina se desarrollará a la lo largo de la legislatura en cuatro fases. Ahora mismo se está en la Fase I, que conlleva la implantación Servicios Comunes Generales de todos los partidos judiciales valencianos, es decir, en todo aquello que no tiene que ver con la labor del juez, así como embargos y notificaciones.

Esta fase comenzará a funcionar a principios de enero de 2017 y para pueda implantarse se han negociado aspectos básicos que afectan a los funcionarios en el nuevo modelo organizativo que incluyen los acuerdos sindicales y la relación de puestos de trabajo. Para ello se ha alcanzado un pacto con cuatro de los cinco sindicatos presentes en la Mesa Sectorial -STAJ, CCOO, Intersindical y UGT-.

También se contempla un incremento del complemento específico que van a percibir los funcionarios de justicia. Se iguala ese incremento a la media de lo que se percibe en el resto del Estado. El coste anual de esta medida es de alrededor de 2,4 millones de euros, según explicaron fuentes de Justicia.

Se han negociado con los sindicatos, en el seno de la mesa sectorial, las relaciones de puestos de trabajo de los 560 funcionarios que se van a ver afectados por la primera fase de la implantación de la NOJ. Esas relaciones de puestos ya están aprobadas y en las próximas semanas se van a convocar los concursos necesarios para acoplar a todo el personal, que está previsto que entre en funcionamiento en el mes de enero del próximo año. Asimismo se están negociando actualmente las relaciones de puestos de trabajo de las Fases II, III y IV, previstas para los meses de mayo, octubre y diciembre de 2017 respectivamente.

La Fase II empezará a desplegarse a partir de mayo de 2017. En ese momento entrarán en funcionamiento los Servicios Comunes de Ejecución. Los primeros servicios generales estarán operativos en Valencia, Castellón y Alicante, pero se irán implantando hasta finales de año por el resto de partidos judiciales, lo que supondrá la Fase III y la IV.