Las Provincias

La Generalitat invertirá 400 millones en Alicante el año que viene

  • Se incluyen los 22,5 millones para el desarrollo de la Volvo Ocean Race y 9,6 millones que se invertirán hasta 2019 en la finalización de las obras del túnel del TRAM

El proyecto de Presupuestos de la Generalitat Valenciana para 2017 contempla una inversión de 399 euros en la provincia de Alicante, de los que 132 corresponden a inversiones directas territorializadas y el resto en inversiones sin territorializar.

Según ha explicado en rueda de prensa este lunes el conseller de Hacienda, Vicent Soler, se trata de los presupuestos de la "reconstrucción de la Comunitat Valenciana, además de reivindicativos, sociales y que apuestan por la industrialización y modernización del modelo productivo".

Por ello, el conseller ha indicado que son los presupuestos de 2017, tras la "reorientación de las políticas sociales", permiten "dar un segundo paso y consolidar las conquistas sociales del año pasado y reactivar la inversión, con un 35 por ciento más".

La provincia recibirá el 32,05 por ciento del total de las inversiones territorializadas. En ese apartado se incluyen los 22,5 millones para el desarrollo en octubre de la Volvo Ocean Race; la partida proporcional de los 9,6 millones que se invertirán hasta 2019 en la finalización de las obras del túnel del TRAM bajo la Serra Grossa; 6 millones para la primera fase del Centro Cultural de Benidorm; 5,5 millones para las obras del post-trasvase del Xúquer al Vinalopó, de los 42,4 millones que se prevén inyectar hasta 2019, y 17 millones para la electrificación y modernización del TRAM entre Dénia y Calpe.

Con todo, Soler ha lamentado que el 33 por ciento del presupuesto de infraestructuras se destine a obras ya ejecutadas por anteriores Consells en manos del PP pero que "centrifugaron" el pago a diversos años. "Unos fondos que queda claro que no se pueden destinar a otras infraestructuras. Este dinero podría ir a cosas nuevas", ha indicado Soler.

En ese sentido, ha puesto como ejemplo que la obra de la avenida de Dénia, en Alicante ciudad e inaugurada en 2010, recibirá en 2017 una inyección de 3,8 millones para asumir facturas pendientes de pago que se continuarán abonando hasta 2020. Soler ha adelantado que los pagos pendientes ascienden a más de 15 millones de euros.

Esa misma circunstancia se produce en el Paseo de Benidorm inaugurado en 2009 y que con un coste de 20 millones de euros, pagará en 2017 una factura de 1,8 millones de euros, una obra que terminará de pagarse en 2019.