Las Provincias

Fuertes vientos preceden a la caída de temperaturas por la ola de frío

Varios bomberos municipales trabajan junto al árbol desplomado ayer en la Pechina. :: m. molines
Varios bomberos municipales trabajan junto al árbol desplomado ayer en la Pechina. :: m. molines
  • Las rachas tumban una decena de árboles y ramas en Valencia y hoy se espera un descenso del mercurio de hasta diez grados

valencia. Las fuertes rachas de viento precedieron ayer al brusco descenso de temperaturas que hoy se espera en toda España por la entrada de una masa de aire frío procedente del Polo Norte. La caída de dos árboles en la ciudad de Valencia fueron los incidentes más destacados a causa del viento.

La de ayer fue una jornada marcada todavía por temperaturas suaves en el litoral mediterráneo. Incluso Alicante alcanzó uno de los registros térmicos más elevados de España, con una máxima de 27,5 grados, que confirmaba que la región quedaba todavía bajo la influencia de una masa de aire cálido mientras el frío y la nieve ya asomaban en puntos del norte de España o zonas próximas a los Pirineos.

Si bien los nubarrones grises amenazaban con tormentas, la lluvia pasó de largo en la Comunitat o fue muy escasa y localizada. El verdadero protagonista fue el viento, antesala de un desplome de temperaturas de hasta diez grados que en las próximas horas se hará realidad si no fallan los pronósticos.

Las rachas, en algunos puntos de más de 50 kilómetros, tumbaron árboles, carteles y elementos del mobiliario urbano. Según fuentes del Servicio Municipal de Bomberos de Valencia, a lo largo de la jornada se registraron una veintena de emergencias relacionadas con el fenómeno atmosférico. La mitad de ellas estuvo relacionada con la caída de árboles o ramas.

En la calle Ruaya, por ejemplo, la fuerza del aire tumbó una palmera. La concejal del grupo popular en el Ayuntamiento de Valencia, Lourdes Bernal, recordó que ya había alertado de este problema a la Concejalía de Medio Ambiente. En las comisiones municipales de julio y octubre solicitó la poda de las ramas ante el riesgo de caídas.

Otro árbol muy voluminoso se rindió ante las rachas de viento en el Paseo de la Pechina, muy cerca de Guillem de Castro. Los bomberos tuvieron que emplearse a fondo para retirar ramas de la calzada y serrar las que amenazaban con caer. En esta ocasión, el incidente afectó al tráfico. Numerosos conductores quedaron atrapados en los túneles y accesos próximos.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) prevé para hoy intervalos nubosos en la región con probabilidad de lluvias débiles en el interior de Castellón y Valencia durante la mañana. La cota de nieve se sitúa entre 1.300 y 1.500 metros. Las temperaturas caerán y el descenso del mercurio será mañana aún más acusado.