Las Provincias

Alzira convierte solares abandonados en parques caninos, canchas y parkings

Los peones municipales trabajan en la adecuación de uno de los solares cedidos en Alzira. :: lp
Los peones municipales trabajan en la adecuación de uno de los solares cedidos en Alzira. :: lp
  • El municipio impulsa acuerdos con los propietarios para acabar con la mala imagen que dan los terrenos sin uso

Una de las consecuencias de la burbuja inmobiliaria es muy visible en todas las ciudades. Alzira no es una excepción. Se trata de las decenas de solares abandonados que se encuentran en los alrededores del núcleo urbano, descampados que esperaban ser convertidos en bloques de viviendas pero que en lugar de eso acumulan maleza y suciedad. La situación da mala imagen a los municipios y provoca quejas de los vecinos que residen cerca de estas zonas.

Por este motivo, desde el Ayuntamiento de Alzira, con el inicio de la legislatura, ha tenido como prioridad la limpieza de solares. En este caso la ciudad cuenta con unos 40 terrenos privados de este tipo en su término, la mayoría en la zona de Tulell y otras consideradas de expansión. Pero también hay algunos que se encuentran dentro del casco urbano.

«La prioridad es dar una buena imagen de la población, ya que estos solares se consideran insalubres y crean problemas», explica el concejal de Servicios Públicos, Fernando Pascual. Ante esta situación, el Consistorio de Alzira decidió iniciar conversaciones con los propietarios de los solares que se encuentran dentro del casco urbano para que les cedieran la propiedad y utilizarlos de diferentes formas.

Esta idea ha gustado a los propietarios que durante el tiempo de 'explotación' por parte del Ayuntamiento se olvidan de su mantenimiento y no tienen que invertir en ello.

De esta forma, durante este último año se han creado varias zonas de aparcamiento en estos terrenos privados pero también se están poniendo en marcha otros proyectos para ofrecer más servicios a los barrios. Uno de los más recientes es la creación de unas canchas deportivas en la zona de Cartonajes. «La asociación de vecinos solicitó que se utilizara el solar abandonado de una empresa de construcción para instalar porterías y canastas», señala Pascual.

Estos convenios son indefinidos hasta que el propietario pida su devolución, pero por el momento, debido a que el mercado inmobiliario sigue parado, ninguno de estos ha dado por terminado el acuerdo con el Ayuntamiento.

Menor coste posible

Uno de los que se está ultimando servirá para dotar a Alzira de su primer parque canino. Se ubicará en la calle Ruglo y también se trata de un solar cedido por un particular. «En estos momentos se está poniendo la arena y falta que se instalen los instrumentos para que puedan jugar los perros», comenta el edil de Servicios Públicos. En este caso, el convenio sí tiene una duración de tres años. El Ayuntamiento ha buscado usos para estas zonas cedidas que tengan el menor coste posible, ya que los solares no son municipales. En este sentido, el concejal alcireño explica que se suelen invertir como máximo 3.000 euros para su adecuación y que los trabajos los realizan los trabajadores municipales con los recursos propios. «Se busca el mínimo gasto posible», admite.

En estos momentos se está en negociaciones con otros propietarios para intentar habilitar más zonas de aparcamiento en este tipo de terrenos en desuso.

El Ayuntamiento de Alzira ha optado por esta opción en los solares más aprovechables. Sin embargo, la mayoría están en zonas donde no se pueden utilizar y por lo tanto se tienen que buscar soluciones para que se realice el mantenimiento.

Es el caso de la zona de Tulell, donde existen unos 15 terrenos de bancos y promotoras. El Ayuntamiento ha requerido a todos los propietarios para que los limpien, ya que la maleza provoca insalubridad y una mala imagen de la entrada de la ciudad.

Sin embargo, son muchos los que no responden, por lo que el Consistorio se hace cargo de forma subsidiaria y le pasa el pago. «Cuesta cobrar pero al final se cobra, ya que suelen ser unos 8.000 euros por limpieza», explica el edil. En el caso de la zona de Tulell, de los 15 solares requeridos, solo 4 limpiaron con sus medios, 3 pagaron al Ayuntamiento y el resto sigue pendiente.