Las Provincias

Un preso hiere con un pincho a un funcionario en Villena

  • La víctima tuvo que ser atendida en la enfermería de la prisión de varios cortes en el cuello

Un interno considerado «muy peligroso» ha herido con un objeto punzante a un funcionario en el módulo de aislamiento de la prisión Alicante II, en Villena, según informó ayer la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip).

El incidente se produjo la tarde del pasado miércoles, cuando este preso, «en un estado de gran agresividad, prendió fuego» en la celda donde se encontraba, en el departamento de aislamiento de la cárcel. Los funcionarios sofocaron rápidamente el fuego y el recluso fue cambiado a otra celda, tras ser tranquilizado, relata Acaip en un comunicado.

Después de media hora, «tiempo que aprovechó para fabricar un objeto punzante», un 'pincho' de tamaño considerable», el interno avisó de que iba a «autolesionarse en la celda», señala. Al acudir el jefe de Servicios, el preso se abalanzó sobre él y, tras agarrarle del cuello, le hirió con el pincho, al tiempo que le decía que no se moviera. Según Acaip, el jefe de Servicios reaccionó e inmovilizó al recluso contra la cama, que fue reducido con la ayuda de otros funcionarios y depuso su actitud.

El funcionario agredido tuvo que ser atendido en la enfermería de la prisión de varios cortes en el cuello. Según el sindicato, «hace unos meses» el mismo interno protagonizó «hechos muy graves» en esta prisión que «no tuvieron mayores consecuencias, gracias a la rápida actuación de los funcionarios».

El módulo de aislamiento donde ocurrió el intento de secuestro y agresión al funcionario tiene una capacidad para 36 internos y hay en él 34 considerados muy peligrosos, clasificados en Primer Grado (se aplica a los más conflictivos). Acaip asegura que «esta situación de masificación» ha sido denunciada «en varias ocasiones ante la dirección del centro» y reitera que el citado departamento está «al borde del colapso por las características de estos internos».

Acaip responsabiliza de los efectos de esta situación, en la que los funcionarios son los más afectados, a la «lamentable y nefasta política» que, en su opinión, se lleva a cabo «desde la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias» y el «Ministerio del Interior».