Las Provincias

Montoro también negociará junto a Sáenz de Santamaría la financiación autonómica

  • El nuevo portavoz asegura que tienen que estar «los dos» a pesar de las reticencias de las autonomías con el titular de la cartera de Hacienda

Si creían los responsables de la Generalitat que se iban a librar de Montoro en la negociación del nuevo sistema de financiación autonómica se equivocaban mucho. El nuevo portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ya dejó claro ayer que tanto la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, como el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, «tienen que estar» en la negociación.

La vicepresidenta seguirá encargándose de la coordinación política del Ejecutivo. Pero al recibir en su elenco de funciones la relación con las administraciones territoriales, ella participará en las conversaciones y negociaciones encaminadas al diseño de un nuevo sistema de financiación, que es algo que han reclamado y reclaman casi todos los gobiernos autonómicos.

«Tanto ella como Montoro tienen que estar, los dos», recalcó el también titular de Educación, Cultura y Deporte antes de destacar que se evidencia, así, «la importancia» que el nuevo Gabinete de Rajoy concede a la reforma del modelo de financiación de las comunidades.

A su juicio, este cambio estructural, en comparación con el anterior Gobierno, en el que la competencia de las relaciones con las administraciones recaía en Montoro, «es buena idea».

El presidente precisó en el debate de investidura que una de sus prioridades será el acuerdo para una nueva financiación autonómica, dados los problemas que el vigente genera en la mayoría de las comunidades por no haberse actualizado. Se trata de llegar a un sistema «estable y suficiente» que provenga del acuerdo con los grupos parlamentarios y con los gobiernos autonómicos.

El portavoz del Gobierno repitió que se cumplirá en próximas fechas, sin más concreción, «el compromiso de abrir la negociación», primero con los partidos con representación parlamentaria.

A su vez, la vicepresidenta y el ministro de Hacienda abordarán una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera y una Conferencia de Presidentes en el Senado, que Rajoy pretende organizar para tener un «diagnóstico compartido» sobre el modelo y «una puesta al día de los principios de solidaridad y cooperación» entre autonomías, dijo Méndez de Vigo.

Serán dos cónclaves preparatorios de lo que será la negociación hacia un nuevo modelo de financiación.