Las Provincias

Más de la mitad de las pensiones en la provincia están por debajo del SMI

  • UGT refleja en un informe las diferencias entre sexos y los efectos de la «economía sumergida que nos invade» a la hora de cobrar prestaciones

Más de la mitad de las pensiones que se cobran en la provincia de Alicante están por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que este año se sitúa en los 655,20 euros, según un informe del sindicato UGT de l'Alacantí y La Marina con datos de septiembre.

En la provincia de Alicante se cobran 307.663 pensiones, de las que el 55,49% (170.712) tiene una renta inferior a esos 655,20 euros. En global, la pensión media en septiembre en Alicante se situó en 786,23 euros, un 13,2% menos que la media estatal de 906,37 euros, indicaron las mismas fuentes.

Además, los datos reflejan que las mujeres «están en clara desventaja con respecto a los hombres», dado que sus pensiones son «bastante inferiores». Así, «mientras que la pensión media de los hombres es de 961,48 euros las de las mujeres son de 621,53 euros, lo que significa un 35,37 % menos y no logra alcanzar el salario mínimo interprofesional».

En ese sentido, mientras 50.893 hombres -el 34% de los pensionistas- cobra como máximo el SMI; son 119.815 mujeres, el 75% del total, las que tienen una pensión que no sobrepasa los 655,20 euros. «La diferencia es de un más 135,42%», subraya el sindicato dirigido en L'Alacantí por Yaissel Sánchez Orta.

Todos estos datos demuestran, para la organización, «las altas tasas de precariedad laboral, sobre todo en lo que se refiere a la temporalidad en la contratación, y la economía sumergida que nos invade», lo que se traduce a la hora de tener acceso a las pensiones de todo tipo «a unas cifras inferiores al resto del Estado».

Solo hay trece provincias con una media de pensión inferior a la de Alicante, mientras los últimos datos de INE nos indican que Alicante ocupa el quinto puesto en PIB. Por ello, reivindican desde UGT «la necesidad de que, a corto plazo, se revaloricen las pensiones para el próximo año 2017». La subida del 0,25% que propone el Gobierno, «es una miseria al lado de lo que el mismo Ejecutivo prevé que va a crecer la economía», un 1,20 % para el año que viene.

«Si la economía crece, los salarios y las pensiones deben crecer en consonancia», manifestaron desde la organización de trabajadores. Es el mismo discurso que manifestó el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en su análisis de los últimos datos del paro de octubre.

Como solución, el sindicato propone «tres medidas urgentes que permitirían acabar con el déficit de la Seguridad Social»: acabar con las bonificaciones a la contratación de las empresas; financiar los gastos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social desde los Presupuestos Generales del Estado; y, destopar las bases de cotización. Con estas tres decisiones, la Seguridad Social ahorraría 15.500 millones de euros, lo que supondría acabar con su déficit.