Las Provincias

García-Margallo espera destino

José Manuel García-Margallo en el acto de ayer, con Alfonso Dastis al fondo.
José Manuel García-Margallo en el acto de ayer, con Alfonso Dastis al fondo. / AFP
  • El exministro de Exteriores podría poner rumbo a un organismo internacional

  • El diputado por Alicante da las gracias a Rajoy en el acto de traspaso de cartera con su sucesor y admite que la política es una tarea «de alto riesgo»

La salida de José Manuel García-Margallo del ministerio de Asuntos Exteriores no supondrá, casi con total seguridad, su jubilación política anticipada. A sus 72 años, el ya exministro espera ahora un nuevo destino que, según las fuentes consultadas por este diario, podría llevarle a representar a España en algún organismo internacional. Sus conocimientos diplomáticos y su dilatada trayectoria en el ámbito de la política exterior -cinco años como ministro de esa área y otros 17 como parlamentario europeo- le proporcionan una experiencia que probablemente Mariano Rajoy no querrá desaprovechar. En algunos ámbitos se da por seguro que Margallo será el próximo presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, pero es probable que el destino a medio plazo del extitular de Exteriores sea la representación de España en algún organismo internacional.

Las fuentes consultadas por este periódico dieron por hecho ayer que, pese a haberle apartado del Gobierno, Rajoy no dejará «en la estacada» a Margallo, uno de los ministros a los que históricamente se le ha atribuido una relación personal más estrecha con el presidente del Gobierno.

De hecho, al ya extitular de Exteriores -que ocupó el número uno de la lista del PP por la circunscripción de Alicante en las últimas generales y al que se venía considerando como el más valenciano de los ministros del último Ejecutivo- se le situaba como miembro del G-8, el grupo de ministros más veteranos del anterior gobierno de Rajoy, convertido en una especie de contrapoder al ejercido por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. De hecho, en algunos mentideros se considera que podría haber presionado para la salida de Margallo del Ejecutivo al considerarle una especie de verso libre.

Margallo aprovechó ayer el acto formal de traspaso de carteras con su sucesor en el cargo, Alfonso Dastis, para agradecer a Rajoy la confianza depositada en los últimos años. En el acto de toma de posesión de Dastis en el Palacio de Santa Cruz, y con la voz emocionada en algunas ocasiones durante su intervención, Margallo destacó de su gestión el diseño de un nuevo cuadro normativo de la política exterior española llevado a cabo en la legislatura con las leyes de Acción y Servicio Exterior, Tratados Internacionales, Inmunidades y el Reglamento de la Carrera Diplomática. García-Margallo, que elogió el perfil y la capacidad de su sucesor, finalizó afirmando: «La política es una tarea ingrata, de alto riesgo, pero muchas veces ofrece oportunidades inimaginables: servir a España».