Las Provincias

Rajoy obvia al PPCV en la primera línea

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, entonces candidato, en una jornada electoral en la localidad de Calpe.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, entonces candidato, en una jornada electoral en la localidad de Calpe. / EFE
  • Ningún ministro de la Comunitat en el nuevo gabinete, aunque Catalá mantiene relación con Alicante

  • Sáenz de Santamaría se hará cargo de negociar la financiación autonómica en lugar de Cristóbal Montoro, rechazado por las regiones

Al Partido Popular en la Comunitat Valenciana todavía le queda mucho terreno que recorrer para recobrar la confianza del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que obvió ayer a su antaño salvadora autonomía (tanto a nivel interno como electoral) en la composición del nuevo gabinete, hecho público ayer a través de una nota de prensa sin comparecencia pública. Caído en desgracia José Manuel García-Margallo, candidato además por Alicante, ninguno de los ministros proviene del PPCV, que deberá esperar el nombramiento de secretarios de Estado y directores generales (segundo y tercer escalón de la Administración) para colocar a alguna cara conocida, a pesar de que Juan Carlos Moragues especuló mucho con esta posibilidad.

La cuota territorial la ha reservado Rajoy para Cataluña con el nombramiento de Dolors Montserrat como ministra de Sanidad. Ningún guiño al partido.

La reestructuración de carteras implica directamente a la vicepresidenta, Soraya Sáez de Santamaría, en la negociación con las comunidades autónomas con dos asuntos espinosos encima de la mesa: el debate catalán y el nuevo sistema de financiación autonómicas. A pesar de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, continúa con su cartera, el rechazo que provocaba en los gobiernos regionales le ha sacado de Administraciones Públicas.

Con una infrafinanciación de 1.300 millones de euros anuales, según la Generalitat, será directamente la 'número dos' del Ejecutivo la que se entienda con el presidente del Consell, Ximo Puig. Volvió ayer a quejarse del maltrato financiero del Gobierno central al asegurar que la Comunitat sería una de las regiones «más avanzadas» en Europa si contara con la financiación adecuada. La vicepresidenta tiene una buena piedra de toque en las negociaciones a 15 bandas (País Vasco y Navarra cuentan con su propio concierto) para acabar con esta discriminación.

A pesar de no contar directamente en el Ejecutivo, los populares alicantinos sacaban la cabeza por el nuevo gabinete. Más allá de la estrecha relación del titular de Justicia, Rafael Catalá (candidato por Cuenca, pero con vínculos en Dénia), destacaban dos de las seis incorporaciones al equipo de Rajoy: Iñigo de la Serna y, sobre todo, Álvaro Nadal.

El primero ha sido alcalde de Santander y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Desde este puesto ha puesto en marcha la zona franca en el puerto de Santander, lo que da esperanzas al PP provincial de que pueda poner en marcha el proyecto en Alicante en su nueva responsabilidad de Fomento, tal y como lo presentó el presidente de la Diputación, César Sánchez.

Desde esta cartera también tendrá que dar continuidad al Corredor Mediterráneo, aunque el hecho de que esté vinculado al norte de España deja la incógnita, con un Gobierno volcado en la construcción del AVE a Galicia, supuestamente con ramales hacia Cantabria para evitar que la conexión Santander-Madrid vaya por Bilbao.

En cuanto a Álvaro Nadal, es uno de los hombres de confianza de Rajoy. El hecho de que haya dividido las competencias del antiguo Ministerio de Industria y creado uno dedicado a Energía y Turismo constata, según las fuentes populares consultadas por este periódico, «el interés del presidente por este sector, estratégico no solo en la provincia, sino en toda España». Destacaron, además, la «sensibiliad» de Nadal con esta materia. Guindos pasa a ocupa la cartera de Industria, aunque habrá que esperar al nombramiento de los responsables de esta secretaría de Estado para conocer por dónde pueden ir los tiros, sobre todo en para el importante sector exportador de la provincia.

Del resto, continuidad en las actuaciones, sobre todo con García Tejerina en el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente. El pacto firmado por José Císcar como conseller de Agricultura con el Gobierno y el resto de autonomías, por lo menos, parece que da seguridad al trasvase del Tajo y seguridad a concluir el del Júcar al Vinalopó.