Las Provincias

El 'Madoff' de Valencia promete la devolución de 130 millones

Germán Cardona, en una comparecencia en la Audiencia Nacional.  :: J. Ramón ladra
Germán Cardona, en una comparecencia en la Audiencia Nacional. :: J. Ramón ladra
  • El acusado de engañar a miles de inversores con una supuesta estafa piramidal será juzgado en mes y medio por la Audiencia Nacional

«Habrá dinero para pagar a los que realmente perdieron y lo acrediten». Por boca de su abogada, así se expresa el valenciano Germán Cardona, bautizado por la Policía Nacional como 'mini-Madoff' y acusado por el fiscal de una estafa piramidal a escala planetaria con 180.000 afectados en más de cien países y con un importe aproximado de 300 millones de euros.

Su juicio arrancará el próximo 19 de diciembre en la Audiencia Nacional. El fiscal pide 21 años para el impulsor de Finanzas Forex, detenido en 2011, al que acusa de estafa, falsedad, blanqueo de capitales y asociación ilícita. A grandes rasgos, estima que el valenciano captaba a inversores y prometía grandes beneficios con los aportes dinerarios «sin actividad comercial o financiera que produjera rentabilidad». Salvo una pequeña cantidad, describe el acusador, «el resto se destinaron a los gastos de la empresa y adquisiciones patrimoniales».

Bien distinta es la versión de Cardona, que desgrana su abogada, la doctora en derecho penal Sylvia Córdoba. «El dinero no ha desaparecido ni lo tiene él. Está localizado y a disposición de los dueños». Para justificarlo, alude a un fondo de garantía que se creó por parte de Evolution Market Group (EMG), la firma de Cardona, para proporcionar «seguridad a los capitales de sus inversores». Para tal fin «se destinaron 200 millones de dólares distribuidos en varios activos y tipos de inversión como oro u operaciones inmobiliarias». El fondo de reserva, mantiene, «forma parte del articulado del contrato de inversión». Sin embargo, ese fondo «se bloqueó a principios de 2009 a instancia del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos». Lo achaca a que muchas empresas estaban siendo objeto de investigación, a la quiebra de Lehman Brothers o a la detención de Bernard Madoff.

Además, argumenta Córdoba, EMG había empezado a trabajar con empresas de Daniel Fernandes Rojo Filho, detenido el año por defraudar a miles de personas. Este hombre «fue objeto de investigación pero hasta que no tuvieron pruebas contra él las autoridades americanas no ordenador su detención, sin embargo en 2009 fue objeto del bloqueo de su dinero, pero también sus clientes, entre ellos EMG».

Según la versión de Cardona, «en 2013 se cerró la causa civil abierta contra EMG y se resolvió devolver el dinero a sus propietarios, los inversores». La letrada madrileña asegura que Cardona ha sido «firme colaborador con los EE.UU. y pieza clave para la restitución del dinero».

La resolución de ese procedimiento se produjo cuando ya cientos de inversores habían denunciado al valenciano. Según Córdoba, la cantidad disponible hoy para los inversores de EMG, «producto de la liquidación del oro y cierre del caso civil», asciende a casi 144 millones de dólares (unos 130 millones de euros), «más de lo que le reclaman».

La abogada defiende y acusa: «No pocos tratan de engañar al tribunal diciendo que perdieron aunque en realidad hayan ganado miles de euros a través de Cardona». «Además de los fondos desbloqueados en EE.UU. hay otras cantidades pendientes de recuperarse en otros países», tranquiliza la letrada. Pero la gran pregunta es: ¿cuándo dispondrán los inversores de su dinero? «La devolución de esos millones está acordada y se prevé que se materialice dentro del próximo año», anuncia la representante del valenciano.

Pero antes deberá de convencer al juez de su inocencia. La vista comenzará el próximo 19 de diciembre. El caso es de tal magnitud que el juicio se prolongará durante tres meses, con sesiones programadas en enero y febrero.