Las Provincias

Europa destina 1,3 millones para reducir el nivel de pesticidas en la atmósfera

  • Regantes y el Consell impulsan un proyecto de aplicación localizada de plaguicidas y analizarán la orina de escolares para comprobar su eficacia

valencia. Reducir el uso de plaguicidas en la agricultura valenciana, minimizar su impacto contaminante en la atmósfera, ríos, acuíferos y el suelo de la Comunitat y comprobar la afección que puedan tener estos pesticidas en la población. Este es el ambicioso objetivo que pretende alcanzar un nuevo proyecto impulsado por la Generalitat en colaboración con los regantes del canal Júcar-Turia y con 1,33 millones de euros de financiación europea.

En concreto, como explicó la investigadora de la Fundación Fisabio (ente dependiente del Consell), Clara Coscollá, se trata de poner en marcha un sistema de irrigación localizada para aplicar los plaguicidas directamente en la raíz de las plantas. De esta forma, se reducirá la volatilización por el aire y, al ser más concreta la zona de aplicación, reducir las cantidades y su filtración hacia acuíferos y ríos.

Además, y para ver los efectos que estos plaguicidas tienen en la salud de las personas, se analizará la orina de distintos grupos de población. Por un lado, de los técnicos que apliquen los pesticidas de forma convencional y de aquellos que empleen la nueva técnica de irrigación, para poder comparar los resultados. También se tomarán muestras de orina de niños de entre 6 y 12 años de colegios públicos urbanos, por una parte, y colegios rurales por otra. Con ello, los investigadores pretenden comparar el impacto de estos productos agrarios en el ámbito urbano y en el rural.