Las Provincias

Educación invertirá el próximo curso 28 millones para reponer libros

  • Marzà avanzó que pretenden acumular las ofertas públicas de empleo, ya que «más vale hacer una oposición con muchas plazas que tres oposiciones con pocas»

La Conselleria de Educación, con un presupuesto de 4.527 millones para 2017, el 5,4% más, destinará 28 millones al banco de libros, 63 millones a las becas de comedor y 133 millones a infraestructuras educativas. El conseller, Vicent Marzà, destacó ayer en Les Corts que es la segunda Conselleria que más crece en peso relativo, con el 25,54 % de las cuentas totales de la Generalitat.

Según explicó, el capítulo destinado a personal se ha aumentado en 45 millones, y el de universidades se sitúa en 866 millones, de los que 147 van a pagar parte de la deuda histórica de la Generalitat con las universidades públicas, el 17% del área universitaria, y 6 millones más que este año para los complementos retributivos del PDI (docentes e investigadores) y el PAS (administración y servicios).

A formación del profesorado se dedican 21 millones para implantar un nuevo sistema con relevancia de los idiomas y capacitación para impartir materias en inglés y valenciano.

Por otra parte, el conseller insistió en que los conciertos educativos tienen sentido «donde no llega la pública» al ser preguntado por el recorte en la concertada por parte de la diputada de Ciudadanos Mercedes Ventura. En respuesta a la diputada socialista Eva Alcón, Marzà avanzó que pretenden acumular las ofertas públicas de empleo para evitar estrés emocional al anunciar que no convocarán oposiciones en 2016. «Más vale hacer una oposición con muchas plazas que tres oposiciones con pocas, que lo único que hacen es hacer padecer a mucha gente con menos opciones de obtener plaza», añadió.