Las Provincias

Petya Cholákova.
Petya Cholákova. / J. P. Reina

«La burocracia no es nada fácil»

  • Petya Cholákova. ¡Amarre. Un software para gestión de entrada de barcos les ha llevado por el momento a 21 buenos puertos y otros 73 del país con los que negocian

¡Amarre es una empresa nacida en octubre de 2015 y orientada a aportar soluciones tecnológicas a clubs náuticos, marinas deportivas o varaderos para gestionar al momento la entrada de embarcaciones.

- ¿Qué aporta iAmarre?

- Hasta ahora no existía una herramienta avanzada para la gestión de las reservas. Los puertos carecen de un programa de gestión y muchos siguen usando el bolígrafo y el papel o, a lo sumo, una hoja de Excel. Algunos utilizan programas informáticos, pero los que hay en el mercado datan de los años 90 y están obsoletos. Nuestro software permite tener toda la información permanentemente actualizada y registrar los amarres a tiempo real. Los navegantes pueden realizar su reserva on line sin más trámites, burocracia o esperas.

- ¿Cuál ha sido la trayectoria de la empresa en este primer año de funcionamiento?

- En la actualidad 21 puertos del territorio nacional cuentan con nuestro software y estamos en negociación con otros 73. La empresa ha crecido muy rápido. Hoy en día contamos ya con ocho empleados, el doble que hace cuatro meses. Los puertos han comprobado que nuestra empresa les permite aumentar la eficacia en la gestión de amarres un 70% y su actividad ha crecido en torno al 40% con este programa de gestión.

- ¿ Qué aportan encuentros como el Focus?

- Es una manera de acercar a empresas y organizaciones dedicadas a la innovación. Y te da la oportunidad de compartir tu experiencia para que sirva de provecho a otros emprendedores. La Comunitat Valenciana se está posicionando como un buen sitio donde emprender. Tras Barcelona y Madrid se ha situado como un lugar bastante interesante para iniciar un negocio.

-¿ Es difícil hacerse empresario?

- La burocracia no es fácil. El acceso a la información para un emprendedor primerizo es costosa. Hay que dejarse acompañar por organizaciones especializadas. En nuestro caso fue Invat.tur. Luego está el problema de la financiación.