Las Provincias

Primer plano de la pantera incautada.
Primer plano de la pantera incautada. / G.C.

Trasladan a una pantera incautada ilegalmente en Almería

  • El investigado también poseía aves exóticas y mamíferos de pequeño tamaño

La Guardia Civil ha intervenido una pantera negra sin documentación y denunciado a su propietario y la trasladará a un centro adecuado de Alicante, tras realizar tres inspecciones en un núcleo zoológico localizado en el término municipal de Arboleas.

La actuación ha sido llevada a cabo por agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, que en un primer momento detectaron en este núcleo una gran cantidad de animales alóctonos de origen desconocido, principalmente aves exóticas y mamíferos de pequeño tamaño, ha informado hoy la Comandancia de Almería a través de una nota.

De esta forma, los agentes solicitaron la colaboración de funcionarios del SOIVRE (Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación de las Exportaciones), para identificar estos animales.

En las dos inspecciones siguientes, la Guardia Civil y el SOIVRE constataron que la documentación CITES aportada era "dudosa para la gran mayoría de las aves, que en algunos casos poseían anillas cuya documentación no tuvo correspondencia con la documentación presentada por su poseedor".

Fruto de las inspecciones se tuvo conocimiento de que el propietario podría albergar más animales en otra nave próxima, punto que éste negó en un principio, si bien terminó por reconocer su existencia.

Los agentes y funcionarios de ambos cuerpos se trasladaron a dicha nave para inspeccionarla y localizaron más animales exóticos carentes de documentación que justificase su procedencia legal, observando además la existencia de un habitáculo cerrado con llave.

El responsable de los animales se negó "reiteradamente" a abrir esa habitación, si bien cedió ante la insistencia de los agentes, y se halló en su interior un transportín que contenía un gran felino de color negro.

Los agentes comprobaron que se trataba de una pantera negra (Panthera pardus) que carecía de documentación CITES que acreditase su origen legal.

Debido a su peligrosidad, la pantera fue trasladada hasta un centro zoológico adecuado en la provincia de Alicante.

Una vez contrastada toda la documentación obtenida, los agentes de la Guardia Civil han confeccionado hasta el momento 4 actas-denuncia al propietario de los animales, entre las que destaca una por infracción en materia de contrabando en relación con el Convenio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre (CITES) que será remitida al Administrador Principal de Aduanas e Impuestos Especiales de Almería.