Las Provincias

Puig junto al presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez.
Puig junto al presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez. / J.P. Reina.

Puig asegura que la relación con la Diputación está «normalizada»

  • Sobre el reclamo al Consell de alrededor de 70 millones Puig ha dicho que «hay que ser serios» y que es «una cuestión que viene desde hace mucho tiempo»

El president de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, ha asegurado que la relación del gobierno autonómico con la Diputación de Alicante está "absolutamente normalizada" y que "no hay ningún problema".

Se ha expresado en estos términos en declaraciones a los medios tras el acto de inauguración de la segunda edición del Focus Pyme y Emprendimiento, que este año se celebra en el centro cultural Las Cigarreras de Alicante, al que también han acudido el conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent, y el alcalde de la ciudad, Gabriel Echávarri, entre otras autoridades locales.

Preguntado sobre la moción que el pleno de la institución provincial aprobó ayer para reclamar al Consell el pago de alrededor de 70 millones de euros de deuda por la prestación de servicios sociales, Puig ha dicho que "hay que ser serios" y que es "una cuestión que viene desde hace mucho tiempo".

Sin embargo, ha reconocido que, "efectivamente", hay competencias "impropias" de las diputaciones que deberían ser asimiladas por las comunidades autónomas, por lo que se ha mostrado dispuesto a "hablar y buscar soluciones".

Estas competencias están recogidas por el Estatuto de Autonomía, según ha desvelado el propio Puig, por lo que cada institución deberá centrarse en sus obligaciones propias.

"Por eso, a veces, cuando nosotros planteamos decretos de coordinación y se responde de una manera agresiva, no entendemos el por qué", ha dicho en referencia a las duras críticas que desde la Diputación de Alicante vertieron ante el decreto de coordinación en Turismo y Deporte.

En esta línea, ha abogado por "poner las instituciones al servicio de los ciudadanos" y que cada una haga su trabajo: "Las diputaciones lo que tienen que hacer es apoyar a los ayuntamientos, para eso están".

Pero eso sí, "hay que plantear unas fórmulas, que estamos dispuestos a escuchar, de traspaso y de financiación de esas competencias", ha insistido.

Ayer el presidente de la Diputación de Alicante, el popular César Sánchez, anunció que ha fijado una reunión por este motivo con la vicepresidenta de la Generalitat y consellera de Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, encuentro que aún no ha mantenido con Puig.

Al respecto, el president ha sostenido que podrá reunirse con él "cuando quiera", que no tiene "ningún problema".