Las Provincias

Echávarri se guarda su apoyo a Pedro Sánchez hasta que no haya Congreso Federal

  • Cualquier pronunciamiento de Echávarri o de cualquier dirigente ahora podría profundizar aún más la grieta existente en el socialismo autonómico

El alcalde de Alicante y secretario local del PSOE, Gabriel Echávarri, no comprometió su apoyo a su «amigo» Pedro Sánchez hasta que se celebre el Congreso Federal, al que el exlíder socialista piensa presentarse, según anunció el domingo en una entrevista en televisión.

Echávarri siempre ha presumido de la amistad de Sánchez y ayer lo volvió a hacer sin ningún reparo: «Pedro Sánchez es amigo mío. A partir de ahí hablo con él, últimamente bastante además, vamos a esperar a ser prudentes y respetuosos con los plazos del Congreso Federal», matizó. Pero no le respaldó públicamente.

El exmandatario socialista esperó a ver «si hay agua en la piscina» y a la convocatoria del cónclave (que puede celebrarse en la primavera del 2017) para convertirse en candidato. Echávarri cree que Sánchez cuenta con «muchísimos apoyos» entre la militancia, pero esperará a entonces para hacer pública su apuesta, aunque es de esperar que respalde a Sánchez si es que éste sigue adelante.

El alcalde alicantino optó por la prudencia. Cualquier declaración provocaría una mayor fragmentación en el seno del PSPV, conocida la antipatía de Ximo Puig contra Sánchez y sus aliados. Puig, de hecho, fue uno de lso 17 miembros de la Ejecutiva nacional que dimitieron y obligaron a crear una gestora que descabalgó a Sánchez a principios del mes de octubre.

Cualquier pronunciamiento de Echávarri o de cualquier dirigente ahora podría profundizar aún más la grieta existente en el socialismo autonómico. Por eso, incidió en que por el momento lo que hay que hacer es «empezar a trabajar para unir el partido y dejar de hablar de candidaturas por un lado y por otro».

No obstante, quiso dejar claro que «cuando salga el Congreso, yo tendré una posicionamiento firme, claro y decidido por los candidatos que haya».

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se alineó ayer con la posición de la gestora socialista de organizar una Conferencia Política antes del Congreso Federal, lo que atrasaría éste varios meses. «Yo siempre primero el qué y luego el quién hacer», apuntó. Por ello, pide que previamente se debata «sobre qué es la socialdemocracia hoy y qué puede aportar para mejorar la vida de los ciudadanos».

Asegura, no obstante, que no está preocupado por la convocatoria del congreso sino por que «básicamente estoy preocupado porque el Gobierno cambie de actitud para la Comunitat Valenciana».