Las Provincias

La Comunitat se quiere blindar para evitar las prospecciones petrolíferas

  • El archivo del proyecto de Cairn Energy abre la puerta a que cualquier compañía solicite hacer sondeos frente a las costas valencianas

Un mar libre de prospecciones petrolíferas. Ese es uno de los objetivos que persigue la Generalitat y que ha llevado al Gobierno autonómico a sumarse a las reivindicaciones de la denominada Alianza Mar Blava, entidad compuesta por ayuntamientos, empresas y asociaciones contraria a los sondeos en busca de hidrocarburos en el mar Mediterráneo.

El Consell busca blindar así las costas de la Comunitat, sobre todo tras el archivo del proyecto de Cairn Energy el pasado año, lo que deja libre las aguas más próximas a la autonomía para que cualquier petrolera pueda plantear la posibilidad de realizar prospecciones. La Generalitat quiere, por tanto, apoyar la petición de que se apruebe una ley nacional que prohiba estas actividades en el Mediterráneo. Sin embargo, y al margen de reclamar estas medidas al Gobierno central y de alertar sobre el impacto medioambiental y turístico que tienen las prospecciones, el Consell no tiene potestad para autorizar o no las prospecciones, de ahí que sus esfuerzos se centrarán en conseguir una medida nacional de protección.

En concreto, la consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, escenificó ayer su respaldo a la declaración del corredor de cetáceos del Mediterráneo Occidental como ZEPIM (Zona de Especial Protección de Importancia para el Mediterráneo), decisión que haría muy difícil la posibilidad de hacer sondeos. También mostró su apoyo a la declaración por ley del Mediterráneo español como zona libre de proyectos de exploración y explotación de hidrocarburos.

Ambos pronunciamientos tuvieron lugar con ocasión de la reunión que mantuvo ayer con el conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Gobierno de las Islas Baleares, Vicenç Vidal, y con el coordinador del Secretariado Técnico de la Alianza Mar Blava, Carlos Bravo, artífices de esta iniciativa. Este último señaló que actualmente hay doce solicitudes de permisos de investigación de hidrocarburos en el Mediterráneo, como el Spectrum Geo Limited en la costa de las Baleares, el de sondeos exploratorios y perforación de pozos de Repsol frente a la costa de Tarragona, y los permisos de investigación de hidrocarburos por Cairn Energy en el golfo de León. «Proyectos en tramitación que con una moratoria podrían paralizarse», subrayó Carlos Bravo.

Cebrián, por su parte, destacó la colaboración entre ambos gobiernos autonómicos en materia de medio ambiente y se refirió como precedente a la declaración institucional sobre el Mar Mediterráneo y el Cambio Climático firmada hace un año en Valencia con los gobiernos balear, catalán y andaluz.

El conseller balear y el representante de las plataforma explicaron sus actuaciones respecto a la propuesta sobre el corredor migratorio de cetáceos de la demarcación marina levantino-balear. El objetivo es la declaración como ZEPIM del Convenio de Barcelona, así como la aplicación inmediata de un régimen preventivo de protección y medidas de reducción del ruido submarino en este área marina localizada entre las costas de Cataluña, las Islas Baleares y la Comunitat.

En materia de hidrocarburos, y a pesar de haberse conseguido el archivo de los proyectos de prospecciones en el Golfo de Valencia, la titular de Agricultura y Medio Ambiente puso de manifiesto su respaldo a las peticiones de otros gobiernos autonómicos de moratorias sobre permisos de investigación, exploración y explotación de hidrocarburos en el mediterráneo occidental.