Las Provincias

Vigilancia Penitenciaria desborda la tasa del CGPJ

Son los órganos encargados de controlar el cumplimiento de las penas de los encarcelados, cuándo deben salir a la calle con permisos o el instante en que pueden progresar al tercer grado los internos. Su labor es vital para la justa aplicación de las penas y para la rehabilitación de los condenados. Pues los juzgados que asumen esta labor, los de Vigilancia Penitenciaria, son los más colapsados de la Comunitat. Con 1.554 asuntos ingresados de media por órgano en el segundo trimestre de este año, la cifra supone triplicar los 500 de tasa media que recomienda el Consejo General del Poder Judicial, como consta en la estadística del CGPJ. En general, todos los juzgados de instrucción de la Comunitat, por los que pasan la totalidad de delitos, están colapsados, al asumir de media 663 asuntos, por encima de la recomendación del Poder Judicial.

«La falacia del 'papel cero'»

El último 'desvarío' que denuncian los jueces es el del expediente digital, que la Comunitat debería haber puesto en marcha el pasado mes de diciembre, es el del expediente digital, la eliminación absoluta del papel en el sistema judicial para pasar al expediente informático. «Se ha seguido un camino inadecuado sin previsión, sin inversión, con precipitación y con falta de coordinación de las comunidades autónomas», como lamentan los decanos de toda España. Es lo que los jueces llaman «la falacia del 'papel cero'.

Los decanos piden también un cuerpo específico de peritos informáticos, «debido a la creciente comisión de delitos en las redes sociales e internet en general».