Las Provincias

Fotografía facilitada por el Museo Marmottan de París del cuadro 'Impression, soleil levant' (1872), óleo sobre tela de Claude Monet.
Fotografía facilitada por el Museo Marmottan de París del cuadro 'Impression, soleil levant' (1872), óleo sobre tela de Claude Monet. / Christian Baraja.

Piden 6 años de cárcel por una supuesta estafa con un cuadro falso de Monet

  • El sospechoso, para reforzar su credibilidad, le mostró supuestamente un aval bancario falso por importe de un millón de euros y le dijo que recibiría ese dinero al vencimiento del préstamo

La fiscalía de Alicante ha pedido hoy seis años y medio de cárcel para un hombre al que acusa de estafar a otro con un falso cuadro del pintor impresionista francés Monet, según han informado fuentes del ministerio público.

Los hechos, juzgados esta mañana en la sección décima de la Audiencia de Alicante, se remontan a 2011, cuando el procesado convenció al dueño de una tienda de restauración de vehículos antiguos y de lujo para que le prestara 255.000 euros.

El sospechoso hacía gala de un gran patrimonio y explicó a la víctima que necesitaba ese dinero en efectivo para una inversión.

Para reforzar su credibilidad, le mostró supuestamente un aval bancario falso por importe de un millón de euros y le dijo que recibiría ese dinero al vencimiento del préstamo.

Al pasar el tiempo y no recibir pago alguno, el propietario del comercio reclamó al presunto estafador, quien, como contraprestación al crédito, le entregó un cuadro y le dijo que era del pintor impresionista Claude Monet.

Incluso le entregó un certificado de la casa de subastas Christie's para acreditar la originalidad de la obra, pero la fiscalía sostiene que ese documento también había sido falsificado, pues un experto ha descartado en un informe que esa pintura fuera realizada por Monet.

Durante la vista oral, el acusado ha negado que tuviera intención de estafar al empresario, según las fuentes consultadas, y ha alegado que necesitaba el préstamo de los 255.000 euros para pagar los gastos que conllevaban el aval de una entidad bancaria de Indonesia para una inversión.

Respecto al cuadro, ha afirmado que pertenecía a su familia desde hace tiempo, que lo había guardado junto al certificado de la casa de subastas.

Sin embargo, el fiscal del caso ha mantenido su calificación jurídica inicial y ha pedido para el procesado una pena de seis años y medio de prisión por un delito de estafa y dos delitos de falsedad documental.