Las Provincias

Mónica Oltra, en su comparecencia, esta mañana.
Mónica Oltra, en su comparecencia, esta mañana. / GVA

La inversión social por habitante supera los 200 euros

  • Mónica Oltra ha abierto hoy en la comisión de Economía de Les Corts la ronda de comparecencias para exponer los Presupuestos de 2017

La consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha resaltado que la inversión social por habitante en la Comunitat Valenciana superará en 2017 por primera vez los 200 euros y se situará en 210, muy cerca de autonomías mejor financiadas, como Madrid (229 euros) o Andalucía (216).

Oltra ha abierto hoy en la comisión de Economía de Les Corts la ronda de comparecencias de los consellers para exponer los presupuestos de sus departamentos para 2017, que en su caso ascienden a 1.048 millones de euros -por primera vez en la historia supera los mil millones-, un 7'1 % y 70 millones más que en 2016.

La consellera ha asegurado que estas cuentas son las de la consolidación de las políticas sociales y el cambio de paradigma desde un modelo basado "en la mercantilización y la arbitrariedad" a la universalidad, el municipalismo y la garantía de derechos, que además evidencian que la prioridad del Consell es rescatar personas.

El PP ha criticado que este presupuesto aumenta el personal de confianza, pasa a los ayuntamientos casi toda la gestión y es "irresponsable" por incluir ingresos "ficticios" para pagar prestaciones sociales, mientras que Podemos ha afirmado que no han tenido tanta participación como les hubiera gustado.

Oltra ha destacado el incremento del 101 por ciento del presupuesto destinado a entidades locales para mejorar la atención a la dependencia, mientras que en 2017 se va a municipalizar el servicio de agentes de igualdad Infodona, que hasta ahora prestaba una empresa privada, y se va a doblar la red existente.

Ha recordado que este presupuesto reclama al Estado que cumpla la ley de Dependencia y aporte el 50 % del coste de aplicar la norma, y ha destacado que las prestaciones de la dependencia se han incrementado hasta llegar a los 247,24 millones, mientras que la renta de ciudadanía cuenta con 41,09 millones.

Oltra ha precisado que ambas partidas, al igual que las referidas a las ayudas para acogimiento y para mujeres víctimas de violencia machista, tienen la consideración de crédito ampliable, porque "primero están los derechos y después, el presupuesto".

La consellera se ha referido además a la reordenación del sector residencial de personas mayores, a través del plan "Queda't a prop", que contará con 64,7 millones de euros para la concertación de 3.300 plazas y 30,17 millones para la financiación de plazas públicas municipales, 547 en residencias y 127 en centros de día.

El presupuesto incluye también un incremento de diez plazas en la plantilla de inspectores, para cumplir por primera vez la ratio establecida por ley, y 300.000 euros para reformar el edificio del número 80 de la calle de Colón en Valencia, que acogerá la sede central del IVAJ.

La diputada del PP María José Catalá ha criticado que estos presupuestos "pasan el balón de la dependencia" y los servicios sociales a los ayuntamientos, pero no la financiación suficiente para ello; desprecian la ley de estabilidad presupuestaria, y no contemplan las 3.300 plazas residenciales para mayores.

Catalá ha acusado además a Oltra de mentir, a lo que esta le ha replicado: "No se vuelva a atrever a decir que vengo aquí a mentir", algo que según ha dicho sí que hacían los gobiernos del PP, y le ha recomendado: "Lo de 'cree el ladrón que todos son de su condición' no me lo aplique a mí".

Oltra ha defendido que, entre incumplir la ley de estabilidad o la de dependencia, la elección de este Consell es hacer lo primero; ha negado que no se transfiera dinero a los municipios, y ha reivindicado que en catorce meses se ha logrado, con un esfuerzo "titánico", incluir a 17.905 beneficiarios en el sistema de prestaciones de la dependencia.

La diputada de Podemos Fabiola Meco ha lamentado que hayan conocido hace pocos días datos concretos de estas cuentas, en las que no han tenido tanta participación como les hubiera gustado, y el diputado de Ciudadanos Alberto García ha indicado que plasmarán en enmiendas lo que creen que no se está haciendo bien.