Las Provincias

fotogalería

Un hombre medita ante la tumba de un familiar, ayer en el Cementerio de Alicante. / J. P. REINA

Normalidad y afluencia masiva a los cementerios en una jornada primaveral

  • Los camposantos de Alicante, Elche, Orihuela y Torrevieja registran un aluvión de visitantes que acompañaron a sus difuntos en la festividad de Todos los Santos

Miles de personas visitaron ayer los cementerios de la provincia de Alicante para acompañar a sus difuntos en el día de la festividad de Todos los Santos, una jornada en la que ha predominado el bueno tiempo y las temperaturas primaverales en todas las comarcas alicantinas. A pesar de la avalancha de visitantes, no se registraron problemas ni complicaciones de tráfico en ninguno de los camposantos de la provincia. El hecho de que muchos ciudadanos adelantarán su visita a los cementerios para depositar flores o limpiar las lápidas de sus seres qeridos también propicio que la normalidad fuese la nota dominante.

  • El cementerio de Elche se cubre de flores

En Alicante la normalidad fue total gracias al refuerzo del transporte público, lo que permitió que muchos ciudadanos se acercasen al Cementerio en autobús. En Elche tampoco se registraron incidentes.

Las visitas se intensificaron en el día que cerró un puente que ha posibilitado escalonar la afluencia a los camposantos, si bien fueron muchos los que aguardaron a que llegara la conmemoración de Todos los Santos y además aprovecharon que, durante todo el fin de semana, el tiempo acompañó a quienes salieron a la calle.

En la Vega Baja, como cada 1 de noviembre, se dejaron atrás caretas y disfraces para honrar a la memoria de los fallecidos en los cementerios de todos y cada uno de los municipios de la comarca. Los distintos ayuntamientos redoblaron esfuerzos para intentar, sobre todo, minimizar los problemas de tráfico en las inmediaciones de los cementerios, y en casos como Orihuela y Torrevieja se pusieron en marcha servicios especiales de transporte para posibilitar la llegada de quienes prefirieron no coger el coche.

En Orihuela, el principal cementerio, propiedad de la Iglesia, concitó a numerosas personas desde primera hora de la mañana. Por su parte, en Torrevieja, los dos camposantos de la ciudad registraron ayer una gran afluencia de público que, un año más cumplió con la tradición de visitar a sus difuntos en la festividad de Todos los Santos. Por un lado el de Torrevieja, perfectamente adecuado para la ocasión, fue objeto de visitas sobre todo por la mañana y ya por la tarde se ofició tanto el rezo del santo rosario, como la Santa Misa en una de las plazas del cementerio. También en Torrelamata las visitas al cementerio fueron masivas e igualmente se llevaron a cabo los tradicionales oficios religiosos que contaron con una notable presencia de personas.