Las Provincias

El atasco en los juzgados valencianos alcanza ya los 270.000 casos

fotogalería

Cola en el Registro Civil de Elche. / LP

  • Los civiles y mercantiles son los más colapsados y los decanos cargan contra el Gobierno: «La Justicia no interesa»

«No existe hoy una hoja de ruta, ni constatamos tampoco interés político por mejorar el funcionamiento del sistema judicial. En realidad, nunca lo ha habido: la Justicia no interesa, no da votos». La falta de medios y el colapso de casos atascados ha puesto en pie de guerra a los jueces. La frase que inicia este texto procede de las conclusiones de las jornadas nacionales de decanos celebradas la pasada semana en Málaga, un documento en el que se advierte de las «decenas de miles de millones de euros que están en juego en el sistema judicial y miles las empresas cuya subsistencia depende de la agilidad de la justicia». Y la crisis es especialmente acuciante en los juzgados de la Comunitat

«Los juzgados valencianos son los terceros con más tasa de congestión» de toda España, reconocía en una nota oficial el Tribunal Superior de Justicia. Y los datos del Consejo General del Poder Judicial ponen rostro al atasco de asuntos en los tribunales. Casi 270.000 casos (269.016) permanecían 'en trámite' al finalizar el segundo trimestre de este año, que es la forma que el CGPJ tiene de referirse a asuntos pendientes de resolución por parte de la Justicia.

Entre las grandes comunidades no hay una autonomía de las consideradas 'grandes' con peor panorama. Ni Cataluña, ni País Vasco, ni Andalucía ni siquiera la litigiosa Madrid presentan mayor tasa de congestión que la Comunitat, la diferencia entre la tasa de asuntos pendientes y la cifra de casos resueltos por los tribunales, como puede apreciarse en la tabla adjunta. Sólo Murcia o Castilla-La Mancha presentan una tasa más elevada en el conjunto del territorio nacional.

Críticas a los bancos

Los decanos alertan de la «avalancha de demandas sobre productos financieros», la batalla judicial iniciada por las preferentes y que no cesa en otros campos económicos. Y la crítica de los jueces es también feroz en este sentido. Cargan contra la escasísima inversión en medios y personal judicial: «No es de recibo que la Justicia apenas represente el 1% de los Presupuestos Generales del Estado». Y aumentan el nivel de su crítica al lamentar que, mientras tanto, «las ayudas públicas al sector financiero hayan ascendido a más de 60.000 millones de euros».

El Consejo del Poder Judicial fija en 500 casos por órgano el máximo que puede asumir un juez para que existan garantías de que resuelve con todas las garantías que exige la ley y sin excesivas dilaciones. En la Comunitat, según las cifras del CGPJ, hay unos cuantos órganos que superan ese listón: los de primera instancia (encargados de faltas y delitos menores) y los de familia (custodias, régimen de visitas, divorcios...) se acercan a ese peligroso límite, con 410 y 495 casos ingresados por media.

Ambos tipos de juzgados se encuentran también entre los más colapsados de la región, los de primera instancia con 743 casos atascados de media por órgano y los de familia con 583. En el poco honroso podio de la congestión se encuentran también los juzgados mercantiles, precisamente competentes en asuntos como suspensiones de pagos o pleitos con firmas comerciales de por medio, espina dorsal de esos «miles de millones de euros en juego» y las empresas con su «subsistencia» dependiendo del buen funcionamiento de los tribunales.

Las peticiones perentorias que realizan los decanos, entre los que se encuentran el valenciano Pedro Viguer, pasan por aumentar el número de jueces, crear partidos judiciales más grandes que engloben a más juzgados y paliar la «insuficiente modernización informática» del sistema judicial.

Vigilancia Penitenciaria desborda la tasa del CGPJ

Son los órganos encargados de controlar el cumplimiento de las penas de los encarcelados, cuándo deben salir a la calle con permisos o el instante en que pueden progresar al tercer grado los internos. Su labor es vital para la justa aplicación de las penas y para la rehabilitación de los condenados. Pues los juzgados que asumen esta labor, los de Vigilancia Penitenciaria, son los más colapsados de la Comunitat. Con 1.554 asuntos ingresados de media por órgano en el segundo trimestre de este año, la cifra supone triplicar los 500 de tasa media que recomienda el Consejo General del Poder Judicial, como consta en la estadística del CGPJ. En general, todos los juzgados de instrucción de la Comunitat, por los que pasan la totalidad de delitos, están colapsados, al asumir de media 663 asuntos, por encima de la recomendación del Poder Judicial.

«La falacia del 'papel cero'»

El último 'desvarío' que denuncian los jueces es el del expediente digital, que la Comunitat debería haber puesto en marcha el pasado mes de diciembre, es el del expediente digital, la eliminación absoluta del papel en el sistema judicial para pasar al expediente informático. «Se ha seguido un camino inadecuado sin previsión, sin inversión, con precipitación y con falta de coordinación de las comunidades autónomas», como lamentan los decanos de toda España. Es lo que los jueces llaman «la falacia del 'papel cero'.

Los decanos piden también un cuerpo específico de peritos informáticos, «debido a la creciente comisión de delitos en las redes sociales e internet en general».