Las Provincias

CCOO lamenta que el Consell congele la nómina del profesorado

  • «Esta congelación se añade a la pérdida de poder adquisitivo acumulada desde los primeros recortes de 2010, que supera ya ampliamente el 10 %», sostiene el sindicato

El sindicato Comisiones Obreras ha lamentado hoy que el presupuesto del Consell para 2017 congela la nómina del personal docente, salvo que se contemplen subidas en los presupuestos estatales, con lo que el profesorado "seguirá sin recuperar el poder adquisitivo perdido desde 2010".

En un comunicado, CCOO ha considerado que el presupuesto autonómico para el próximo ejercicio "consolida el cambio de tendencia en Educación pública no universitaria hacia la potenciación de los servicios públicos mediante políticas de personal y de gasto social".

Sin embargo, lamenta que "la mejora no pasa por el aumento salarial de los empleados públicos, que verán su sueldo congelado en 2017, a no ser que haya cambios en los presupuestos estatales. Esta congelación se añade a la pérdida de poder adquisitivo acumulada desde los primeros recortes de 2010, que supera ya ampliamente el 10 %".

En consecuencia, se propone un "acuerdo de recuperación salarial que permita recuperar el poder adquisitivo perdido por empleadas y empleados públicos desde 2010, con recortes que llegan a los 600 euros en las pagas extra".

La tasa de reposición se considera con las mismas limitaciones que en 2016 (solo podrían convocarse las jubilaciones producidas), a no ser que haya cambios en la normativa estatal.

Sin embargo, han añadido las mismas fuentes, la Conselleria ha anunciado que no habrá oposiciones en 2017 y la consecuencia inmediata será el aumento de la tasa de interinidad en la enseñanza pública no universitaria, que probablemente sobrepasará el 25 % en septiembre de 2017.

La "gran novedad", para CCOO, es la posibilidad de cobrar sexenios del personal interino, ya que hasta 2016 la Ley de presupuestos solo los reconocía para funcionarios de carrera y a partir de 2017 se reconoce el derecho al "personal docente que ostente la condición de funcionario".

Por otra parte, CCOO considera que debe ser un "objetivo fundamental" de las políticas educativas del Consell la "reducción de las ratios en todos los niveles, lo que implica un aumento del profesorado que habría de ir unido a una necesaria y urgente estabilización de las plantillas".

"De otra manera solo se estaría generando más profesorado en precario o provisional, lo que no contribuye a la consolidación de equipos y proyectos educativos y va en detrimento de la calidad de la enseñanza", han agregado las mismas fuentes.

El gasto en capítulo I (nóminas) crece en casi 100 millones si se descuenta el efecto de la extra recuperada en 2016, según las observaciones de CCOO, de forma que la mayoría de estos fondos se dedican al aumento de la plantilla, como el año pasado, y no a la recuperación del salario perdido los años de recortes.

En cuanto al gasto social, se mantiene la inversión en las partidas dedicadas a la compensación de desigualdades sociales: más de 77 millones de euros entre comedor, transporte y libros, que suponen un pequeño aumento respecto de las partidas de 2016, pero aun se está lejos de los 85 millones dedicados en 2011, han señalado desde CCOO.

En consecuencia, se concluye que "estos presupuestos consolidan el cambio de tendencia que se vio en los de 2016, apostando por revertir recortes en dos aspectos fundamentales: política de personal y gastos sociales, sin descuidar la promoción del valencià".

"Sin embargo no contemplan la necesaria recuperación salarial y olvidan aspectos como la defensa de los derechos de trabajadoras y trabajadores mediante la imprescindible dotación de personal", lamenta CCOO.