Las Provincias

La propaganda yihadista cae en picado en la red: de cinco vídeos diarios a uno

La toma de Mosul por el Ejército iraquí y la fuerza aliada no sólo está secando las vías financiación del Daesh. Sus cauces de comunicación también se están viendo afectados. Incluidas sus redes sociales, una de sus armas más poderosas de captación de radicales y propaganda. Así se puede ver por ejemplo en la «drástica reducción de vídeos en los que se alardeaba del uso de misiles antitanque. Si hace un mes las grabaciones de este tipo eran aproximadamente de cinco diarias, en la actualidad suele emitirse una o ninguna», como señala el dossier de la Asesoría de Inteligencia y Consultoría de Seguridad (AICS). Los problemas de comunicación del Daesh se aprecian también en el retraso de varios meses en la publicación de 'Dabiq', una sus revistas, o las dilaciones en la publicación de su periódico semanal 'Naba'. «Identificar la reducción de la propaganda como un signo de debilidad es razonablemente admisible», añaden los especialistas de la consultora española.

El poderío reclutador del Daesh ha quedado demostrado en los últimos dos años, cuando han arrastrado a sus filas a unos 10.000 europeos. «Mosul tenía 1,8 millones de habitantes. Muchos escaparon, pero del millón que quedó dentro, el Daesh dijo: 'todos los que tengan de 18 a 35 años, quedan reclutados'. Al que se negaba le cortaban la cabeza y la clavaban en la puerta de su casa. Esos cuerpos sin cabeza han estado expuestos mucho tiempo. Eso es lo que les hacía fuertes y lo que nosotros tenemos que romper», es el gráfico ejemplo del general Ballesteros.