Las Provincias

«Su recompensa es obtener un título»

    El equipo de la Escuela de Segundas Oportunidades está formado por ocho personas. Siete voluntarios y Gabriel Martínez, que es técnico del proyecto. En julio empezaron a entrevistar a jóvenes del sistema de Garantía Juvenil para que entraran en el programa. Los doce alumnos que están en el centro mostraron verdadero interés, aunque ahora se pretende ampliar el grupo a una veintena. El objetivo es dar una educación personalizada según las necesidades de cada joven -hay también tutorías individuales para tratar temas personales-, pero también trabajar en grupo porque así se sienten identificados unos con otros. Martínez destaca la «cohesión social» y apunta que cuando plantearon el proyecto el problema que veían era cómo implicar a los chavales cuando no hay detrás una recompensa económica. Su gratificación es «reengancharse a los estudios, identificar una vocación y obtener una titulación». Petrer y Novelda serán los siguientes municipios donde Cruz Roja abrirá escuela y Angi, Sabela, Rodolfo y Fernando animan a más voluntarios a sumarse a proyectos que ayudan a jóvenes y que son el futuro de la sociedad.