Las Provincias

Los médicos de primaria exigen medidas para atender los casos de alcoholismo

Un hombre cabizbajo ante una botella. :: LP
Un hombre cabizbajo ante una botella. :: LP
  • Los facultativos aseguran que todas las semanas llegan a cada consulta entre dos y tres adultos con problemas de adicción a la bebida

La preocupación por los problemas de salud derivados del consumo de alcohol ha movilizado a los médicos de atención primaria, que reclaman a la Conselleria de Sanidad la redacción de un protocolo para «atajar el problema de la alcoholemia», tal como adelantó el doctor Aurelio Duque, presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria (Svmfyc).

Los expertos que han redactado el documento, respaldado por tres sociedades médicas, parten de la necesidad de «dar visibilidad al problema del alcohol en adultos» ante una situación que según destaca el presidente de la Svmfyc viene determinada por «el vacío» y por la «diversificación de medidas» para afrontar el problema.

El doctor Duque hace hincapié en que una de las realidades que más inquietan a los facultativos es constatar que hay personas que «beben en casa» y, por tanto, responden a casos poco o nada visibles que se descubren cuando llegan a la consulta por algún motivo de salud. Insiste en que todo ha despertado la inquietud por «hacer visible el problema».

Los facultativos que impulsan el documento y la reivindicación señalan que los médicos de familia se encuentran «en una situación privilegiada para detectar e intervenir en conductas de riesgo» en tanto que son «la principal puerta de entrada al sistema sanitario».

El presidente de la Svmfyc recalca que «cada semana por cada consulta pasan entre dos y tres casos de problemas de alcoholismo», un resultado que considera llamativo, sobre todo porque «no se ve», frente a lo que ocurre cuando se analiza la situación en jóvenes, entre quienes «es visible porque sí se habla de los botellones».

El documento apunta que existen más de 60 tipos de enfermedades y lesiones vinculadas con la dependencia del alcohol. Mencionan desde la cirrosis hepática y problemas de salud mental, a un incremento en el riesgo de patología cardiovascular, varios tipos de cáncer, pancreatitis y problemas metabólicos, entre otros. Apuntan también que se ha demostrado que «existe una relación entre la reducción del consumo y la disminución de la mortalidad y del riesgo de enfermedades relacionadas con el alcohol».

Los expertos en el estudio realizado señalan que pese a la «importante carga -mortalidad y morbilidad- que supone para el Sistema Nacional de Salud, la dependencia del alcohol, se halla infradiagnosticada y sobre todo infratratada». Y lamentan que uno de cada 11 pacientes llega tarde a la consulta.

El tratamiento es otra cuestión a la que se refieren para llamar la atención sobre la importancia de que quienes padecen el problema busquen el acercamiento a las terapias. «En muchos casos, el rechazo a un tratamiento orientado a la abstinencia (42%) y el estigma social (18,8%) son las principales barreras para acceder al tratamiento».

Los expertos llegan a plantear a actuaciones para avanzar. Así, inciden en que los médicos de familia «a través de instrumentos eficaces validados pueden detectar y tratar hasta el 80% de los enfermos dependientes de alcohol». Junto a la Svmfyc, las otras sociedades que apoyan el documento en las distintas comunidades autónomas son la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (Semg).